Cómo devenir

Cuando el aterrorizado conservador quiso aplicar su figuración a la realidad, pensando que el mundo debía responderle a sus preguntas de modo claro y determinado, notó que la realidad era pasiva; y no con la pasividad del inmoral sino del muerto: una masa informe y dócil.
Ellos esperaban ver corroborada su figuración en forma de razón deviniente y de espíritu, pero se encontraron que la maquinita (la naturaleza, el ontomotor) les devolvía la obediencia material que el metal acusa del martillo (recordamos la definición de materia o carne).
De hecho nunca han cambiado en casi nada las medias devinientes y antiproyectadas de los hombres; esas medias naturales. El mundo no cambió ni un ápice, y eso que el Dios Verdadero estaba proposicionado correctamente (dos mundos y un solo lenguaje)... Ni cambiará, por estas gentes esparcidas por todos los ámbitos de la vida, como la cizaña en el trigo.
La realidad viene después de la figuración, incluida la muerte. Por eso para Jesús de Nazaret los muertos estaban dormidos...
La verdadera predicación debe estar más allá de la casualidad, y más allá de la causa y el efecto: justamente donde el entendimiento Ve a Dios en el Acto segundo, sin voluntad de que Dios sea visto, sino solo de que Dios se muestre en el Acto segundo (deviniente, claro. El antiproyectado no está más allá de la causa y el efecto): *Dad sin esperanza de devolución y el que tenga ojos para ver que vea, o que oiga, que es igual...*.
En la deviniencia se puntean los hechos según la figuración, pero esos hechos no vuelven a formar parte de la figuración. Se avanza siempre. En la antiproyección la figuración se retroalimenta con los hechos (coprofagia).
¿Cómo empieza un modo u otro de figuración? Pues depende de que se padezca de supermiedo o no. El supermiedo es el miedo a figurar de un modo u otro. Su forma más conocida es el miedo a la locura, que es un modo simple de conservadurismo (el rico y el pobre asociado). Se puede tener ese miedo de modo consciente o inconsciente. La figuración es preconsciente (está en la parte de la cosmología sumida en la Otredad). Es un Acto segundo metafísico. El Acto primero metafísico no es objeto de litigio...
Powered by Redaxscript 2.1.0 o Design and realization by Jörg Steinhauer & Henry Ruhs