Cómo devenir2

La perpendicularidad entre la moral y la naturaleza es la que hay entre la profecía y el lenguaje.
La profecía no se alimenta de categorías como fundamento para el juicio, y el lenguaje sí. Es por esto que todo el entendimiento viene antiproyectado, e induce a la autoconciencia al velo del Misterio, y el desarrollarse y devenir borroso y en sombras...: Eso de no ver a Dios claramente.
Ambos lenguajes están unidos en el punto del Acto, y ambos en el acto segundo. Es esta la parábola de *...sí papá, voy*, pero no va; y *... no voy papá*, pero va. Esto segundo, en la antiproyección se da como estoico entrenamiento para la antiproyección; como maligna virtud.
El lenguaje, en su extensión espacial y temporal tiene la oportunidad de cumplir la Ley profética. Las categorías son la *aberración inespacial e intemporal*.
¿Se puede usar una categoría para el lenguaje? Pues sí. Pero solo con amor. Otra cosa es el estertor de una bestia.
..........terminar...
Powered by Redaxscript 2.1.0 o Design and realization by Jörg Steinhauer & Henry Ruhs