Funciones de la Antiproyección y del Devenir

El plano del ser es una Antiproyección de la Otredad?... Esto significaría que la Otredad antiproyecta... Más bien debe cumplirse que el plano del ser es Otredad. De hecho es un plano del espacio de la Otredad, y debe cumplir las funciones de ese campo. Quizás la dificultad de ver esta propiedad del plano del ser esté en los cimientos del éxito de las corrientes conservadoras de pensamiento, independientemente de la asignación social. Aunque sea absurdo, hay pobres que votan por los ricos e influyentes... etc. Los padres de estos pensamientos conservadores atacan con saña todo lo que se parezca ni remotamente a una Otredad: en el campo del pensamiento están en contra de todo devenir, y en el universo religioso, se sacian de razón condenando la magia y la adivinación, que no son más que pobreza irredenta, que a ellos tanto interesa, etc.

Puede decir si quiere que la Otredad, considerada como tercer eje, es también ser, y que solo cumple las propiedades del ser, porque puedo representarlo y hablar de eso... pero decir eso es antiproyectar. Llévelo usted hasta el infinito, y verá que se expande sin problemas. Todas las dimensiones de Otredad se transforman en un solo plano del ser, donde soy capaz de verlo todo como un dibujo o una sombra o proyección... Este eco es precisamente el eco que dice que el ser es... Podríamos decir que esta es la primera función de la Antiproyección: el ser es. Y la primera del devenir: el ser viene.
Conocimiento y juicio tienen este problema intrínseco: que no dominan nada de la Otredad, que para los creyentes es espacio de Dios. La Otredad viene como *ser es* o como *ser viene*. El juicio y las categorías se quedan cortas ante semejante tren. No busque que la Historia coincida con sus categorías (ser es; ser lo que soy) sino con su moral en acto (ser viene; lo que yo era donde yo estaba)... más o menos.
Powered by Redaxscript 2.1.0 o Design and realization by Jörg Steinhauer & Henry Ruhs