pío, pío

Fíjate tu si la Materia es Espíritu, que cuando falla la Materia tienes que poner Espíritu, y cuando falla el Espíritu tienes que poner Materia...
En el mensaje de entrada pongo al sentido por encima del significado... siendo así que parece el segundo más universal que el primero. Pero no soy capaz de asignar una Verdad Revelada a un significado absoluto, pero sí a un sentido absoluto, siendo el absoluto una derivada del Devenir... por aquí parece que se diluye la comunidad en favor de la individualidad...
El Acto es un motor de identidad entre materia y espíritu. Si la identidad es absoluta, el acto es un productor de lenguaje... ¿no será esto lo de en el principio era el Verbo?... Parece Dios un profesor de Gramática.
El problema (o la gran alegría) de esta gramática es que ni siquiera la muerte escapa a esta ambivalencia: no parece que quepa nada ni antes ni durante ni después de la materia-espíritu (tiempo) (acordaros de cuando Jesús de Nazaret llamaba dormidos a los muertos...)(en realidad no hay plano del ser para el profeta, sino punto o espacio del acto) Es el Acto el que está por encima de la muerte (la muerte es un requerimiento, pero en el Acto la identidad entre materia y espíritu preserva al hombre para el Devenir: esta es de las pocas razones que hay para la salvación universal). Parece Dios venir como un tren... que todo lo arrasa. ¿Qué debe hacer el hombre?... Parece poco importante esto, ya que su deber es un Misterio... pero un Misterio confiado... Algo así como el despertar de un pajarillo a un nuevo día (un pajarillo, no un buitre)
Powered by Redaxscript 2.1.0 o Design and realization by Jörg Steinhauer & Henry Ruhs