El desdén de Dios

«Al hablar de Pascal hemos visto en qué medida incluso los cristianos comprometidos, en un tiempo de continuo abuso político de la religión al servicio de puros intereses de poder, se han preocupado más de la miseria individual que de la miseria social del hombre. ¿No es verdad que la teología y la Iglesia han prestado mayor atención a la bajeza e indigencia del individuo en cuanto pecador que a la degradación, esclavización y depauperación de amplios sectores de la humanidad? ¿Que se han sentido más obligadas a un amor al prójimo socialmente irrelevante que a la ilustración y la acción política? ¿No hemos tenido que reconocer nosotros mismos que, debido sobre todo al fracaso de la Iglesia católica ante los problemas sociopolíticos, a los que en el mejor de los casos se enfrentaba con palabras piadosas, con limosnas y "caritas" individual, la fe en Dios cayó muy pronto en descrédito, y el ateísmo se convirtió con la Revolución francesa, por primera vez en la historia universal, en programa político: un ateísmo político militante, de impronta inicialmente liberal burguesa, pero luego también socialista proletaria?»

HANS KUNG.

Esta es la manera que Dios tiene de huir de los falsos testigos, e irse con los Gentiles
Powered by Redaxscript 2.1.0 o Design and realization by Jörg Steinhauer & Henry Ruhs