El hecho profético

Dos profetas son iguales. Dos hechos proféticos son iguales; si no, pertenecen a contratos diferentes… Esto no tiene nada que ver con la teoría del perdón, sino con la naturaleza de Dios: Dios no es un Dios infame.

Dependiendo del modelo de contrato, el ciclo lo mueve el hombre (hombre Revelado) o lo mueve Cristo (Jesús de Nazaret: persona de Cristo). Los primeros son los profetas (autónomos: Eliseo). Los otros son los que Cristo vino a rescatar.
Para ver los espíritus solo hay que leer los contratos. En los profetas hay una cláusula obligatoria de devenir.
Powered by Redaxscript 2.1.0 o Design and realization by Jörg Steinhauer & Henry Ruhs