Nada de muerte

Materia, espíritu, acto segundo, segundo acto segundo... En esta tela del ser, ¿cómo se puede interpretar algo como --el que tenga oídos para oír, que oiga--?

Se puede ver cómo la proposición no puede soportar su sentido, y aún así se muestra el sentido (¿cómo se muestra?):

Traducimos:

El que tenga materia para un acto segundo, que lo haga.

Es una llamada en el vacío (un mudo que le habla a un sordo).

Nada más que por eso, ya se podría creer en el hombre Dios... Nada de muerte.

Powered by Redaxscript 2.1.0 o Design and realization by Jörg Steinhauer & Henry Ruhs