Pobreza falsa

La mediocridad nunca es intelectiva (o científica). Siempre lo es de valores. No penséis en lo que habréis de comer o vestir. Buscad el Reino y el resto se os dará por añadidura... No busques valores hacia la riqueza, ni para el bien personal ni para el social. Búscalos hacia TÚ pobreza. Ése es el proyecto social. Porfía con tu hermano por hacer las faenas de la casa. La salvación y el progreso social son problemas domésticos. El espíritu puro y libre debe tener esto resuelto. Los espíritus débiles se preocupan aún de estas cosas, y producen mucha pobreza como subproducto. Los aterrorizados conservadores siempre serán la infancia del espíritu, siempre primitiva, independientemente del correlato social histórico de las izquierdas.

¿Puede la derecha reivindicar para sí esta misma proposición? Sí. Siempre que niegue al dios institucional. Ha abusado demasiado de ese nombre, con el que también se nombra al Verdadero. Con la misma honestidad que las izquierdas amantes, deben olvidar la confesión; empezar desde cero a vivir solo entre hombres, sin alucinaciones
Powered by Redaxscript 2.1.0 o Design and realization by Jörg Steinhauer & Henry Ruhs