Vivir en Gracia

Argumento ontológico (Dios se funda en la idea: Kant)... Esto se parece a esto (las ideas son recursos para el acto)

El acto se da, lo reconozca el hombre o no. La fe no es exigible. Aún así el hombre puede ir con Dios, aún sin saberlo. Hay parábolas para esto...

El argumento ontológico parece bueno una vez pasado el acto. Es usable y discutible si concluye en Devenir (o alimentar a la profecía: La vaca loca: *La profecía solo se alimenta de profecía. Para que se de la profecía, el acto debe ser profecía*)

Con Dios se va *deviniendo*, aún sin necesidad de conocerlo (Heráclito es amigo de Parménides: Da lo mismo decir un solo ser para siempre, que sea aceptado por Dios, que un ser que deviene y Dios lo espera)

Se puede decir que Dios deviene por sí solo, pero al hombre le pide devenimiento por sí solo (recordamos que tenemos la misma libertad que Dios). En esto Dios no ayuda al hombre (se trata del mismo Dios), solo le marca el camino: *No antiproyectarás*. El hombre tiene que ir solo a la otredad, si no fuera así ¿para qué un camino? No haría falta. Así que el camino existe, y es el de devenimiento, y es obligatorio. Que luego ese desconocido ser haga lo que quiera para que *nada se pierda* no es cosa mía ni tuya. Su imperativo categórico es este: ¡Deviene! O como decía Juan el Bautista: ¡Transfórmate! Sinónimos todos ellos de devenir.

Por esto está condenada la riqueza: Porque para ser rico hay que parar el mundo, y esta situación no puede mantenerse mucho tiempo sin que Jesús llame o pase por tu lado (ese Jesús llamado Hombre). Cuando eso pasa, es como pasar cerca del Dios que Deviene (viene): Hay que subirse al carro (de Elías). Mientras Él pasa, el cielo y la tierra pasan, quedando el rico preso de su ontomotor; vagando en el espacio de la otredad como preso en un espejo que viaje en el vacío...

*Por sus actos los conoceréis*

Es fundamental que descubras el Acto, para saber de qué o quién se habla o hablaba Jesús de Nazaret.

Un Acto antiproyectado es un aborto (cosmogonía y cosmología del aterrorizado conservador)

Seguimos insistiendo: el hombre de Dios vive en Gracia, no vive en pecado.

Powered by Redaxscript 2.1.0 o Design and realization by Jörg Steinhauer & Henry Ruhs