Genuflexión

Enlaces asociados:

No habría esas discusiones entre Schelling y Hegel sobre A=A, si ambos acordaran que realmente no se sabe nada de eso que se llama absoluto,  y que pueda darse en el plano del ser como tal absoluto (o totalidad intuida según Schelling), ni como desarrollo o fin de proceso según Hegel...

Hegel acusa a los que se sienten infundidos de la sabiduría en los sueños,  saltándose a piola el esfuerzo por la verdad, renunciando al entendimiento y ahogando la autoconciencia. Pero aunque estas gentes son como falsos comerciantes, que solo han aprendido a facturar, no quiere esto decir que no haya comercio: sí puede haber intuiciones de la verdad, aunque estas intuiciones tienen nulo desarrollo como campo de conocimiento acabado, por la naturaleza difusa del ser, al que le falta el superser en lo visible; y de ambivalencia proposicional universal, debida a una sola lógica y dos lenguajes: las proposiciones alfa y beta.

Las intuiciones tiran permanentemente de la autoconciencia aunque estemos antiproyectados...: todos tenemos que colgar de algún modo de la Otredad. En unos casos intuyendo el Misterio, en otros Deviniendo mansamente, y en otros soñando con los fantasmas del Dios Verdadero devenido o la Otredad devenida sobre el plano del ser (estela del Acto).

Asimismo, decir que el absoluto y su verdad se manifiestan como sistema o como fin del proceso, es apostar por la eficacia y la eficiencia, y eso es contrario a la experiencia y a un principio fundamental del ontomotor: la mejora continua del ontomotor lo es para devenir en Dios, pero también para ser destruido del ser en su totalidad. La finalidad es la destrucción total de la materia=espíritu... sin que el absoluto que se intuye o se busca con esfuerzo se resienta en un solo milímetro.

(No se debe confundir esto con la tesis Kantiana de terrorismo moral de progreso de la Historia. Son signos distintos: uno es la destrucción del ser en Gracia y santidad, y el terrorismo moral es la solemne y envidiosa acusación que el aterrorizado conservador le hace al deviniente; el inmundo subproducto de la antiproyección...)

¿Cómo se pone esto en valor en nuestro día a día? Pues solo la humildad es capaz de sostener esta verdad mecánica para alejarnos de la locura o la soberbia: la locura de no poder sostener esta verdad en la identidad espíritu-razón-entendimiento (locura clásica), o la soberbia de sostenerlo.

Te creías tú que era fácil el camino de la Vida: pídele mejor a Dios ser humilde como uno de esos que Devienen mansamente con cosmologías raquíticas, y a quienes desprecias, antes que pedirle amor o fe que para Dios es menos importante.

Recuerda que en el plano del ser puede darse cualquier combinación de los signos:

  • Verdad
  • Dios
  • Fe
  • >
  • <
  • =
Powered by Redaxscript 2.1.0 o Design and realization by Jörg Steinhauer & Henry Ruhs