Niebla

COMENTARIO DE TEXTO DE UNA PARTE DE LA OBRA "NIEBLA" DE MIGUEL DE UNAMUNO.

––No puede ser, Augusto, no puede ser. Ha llegado tu hora. Está ya escrito y no puedo volverme atrás. Te morirás. Para lo que ha de valerte ya la vida...


––Pero... por Dios...

––No hay pero ni Dios que valgan. ¡Vete!

––¿Conque no, eh? ––me dijo––, ¿conque no? No quiere usted dejarme ser yo, salir de la niebla, vivir, vivir, vivir, verme, oírme, tocarme, sentirme, dolerme,serme: ¿conque no lo quiere?, ¿conque he de morir ente de fic ción? Pues bien, mi señor creador don Miguel, ¡también usted se morirá, también usted, y se volverá a la
nada de que salió...! ¡Dios dejará de soñarle! ¡Se morirá usted, sí, se morirá, aunque no lo quiera; se morirá usted y se morirán todos los que lean mi historia, todos, todos, todos sin quedar uno! ¡Entes de ficción como yo; lo mismo que yo! Se morirán todos, todos, todos. Os lo digo yo, Augusto Pérez, ente ficticio como vosotros, nivolesco lo mismo que vosotros. Porque usted, mi creador, mi don Miguel, no es
usted más que otro ente nivolesco, y entes nivolescos sus lectores, lo mismo que yo,
que Augusto Pérez, que su víctima...

––¿Víctima? ––exclamé.

––¡Víctima, sí! ¡Crearme para dejarme morir!, ¡usted también se morirá! El quecrea se crea y el que se crea se muere. ¡Morirá usted, don Miguel, morirá usted, y morirán todos los que me piensen! ¡A morir, pues!
Este supremo esfuerzo de pasión de vida, de ansia de inmortalidad, le dejó extenuado al pobre Augusto.
Y le empujé a la puerta, por la que salió cabizbajo. Luego se tanteó como si dudase ya de su propia existencia. Yo me enjugué una lágrima furtiva.

*************************************************************
Cierta atención al uso de mayúsculas y minúsculas...
*************************************************************

Es deprimente la negrura (la Niebla) de un destino fatal. Pero más deprimentes son aún los que la predican.

No muere el Hombre por su culpa, ni hay Dios Verdadero que los cree juntos.

Yo le diría al pobre Augusto:

¡No te pongas triste!, ¡sigue!, ¡sigue!, ¡la Vida sobrepuja a la vida!; ¡El que se crea Vive, no muere!. ¿No te das cuenta de que os creais tanto tú como tu autor? ¡Ambos Vivís!. La muerte nada tiene que hacer aquí! Así que ¡alégrate!, y preocúpate por las cosas de la vida. De la muerte ni te ocupes. No se te ocurra vivir hoy, pensando que mañana morirás. ¡Vive hoy para siempre!
Powered by Redaxscript 2.1.0 o Design and realization by Jörg Steinhauer & Henry Ruhs