Los sentidos

En el Acto, para el conocimiento, es lo mismo ver que hablar...

Up and Down

Superman

Los disciplinados

Jesús de Nazaret no era estoico. Si así fuese, Cristo hubiera devenido por disciplina.

Por si eran pocos...

Por si eran pocos, faltaba el inválido....:

"Si no hay proposiciones para el Acto.... no existe el hecho profético."

Aquí hay que poner las proposiciones relacionadas de la bd, que son unas pocas...

Personas concretas

Kant no puede resolver el problema de la libertad. Quizás no nota o no piensa que la libertad en el plano del ser es ya una libertad "pasada". Es estela del acto.

El devenir solo se alimenta de acto. No se alimenta ni de fenómeno, ni de nóumeno. Los eleatas, estoicos y este tipo de gente, viven bien en ese entorno que atribuye la libertad al apriori moral, alimentado u originado en el espíritu de alguna misteriosa manera, sabiendo que esto no lleva a ningún lado, ni tiene solución. Una libertad así, solo sirve para depredar. Niegan el acto y su misterio, y niegan por esto el principio de humildad. Sus estómagos no les permiten ni un solo minuto de agonía. El hambre los devora.

La sofística es la dialéctica del absoluto en el plano del ser.

Un ejemplo de este entorno del acto son estas palabras de Eusebi Colomer, en su libro sobre la filosofía trascendental de Kant*: --Las ideas de Dios y de la inmortalidad no son condiciones de la misma ley moral, sino solo de su realización--.

Medir distancia es un absurdo. Es una proposición sin sentido. Ejemplo: La taumaturgia... etc.

Medir ser solo puede y debe hacerse en el punto del ser o en el plano del ser: o sea, no comparando al hombre con Dios (cosa esta que no se sabe lo que es), sino con el hombre. En este caso, hay que ir a Jesús de Nazaret para acordar los términos, esto es, las cláusulas del contrato. La pobreza es una de ellas. ¿Es esta una cláusula baladí? No, a juzgar por las parábolas contra los ricos: la maroma, Epulón, el rico cumplidor... Siempre personas concretas.

____________________________ * Pensamiento alemán: de Kant a Heidegger. Eusebi Colomer. Filosofía trascendental: Kant. IX-2, Los postulados de la razón práctica, pág 234 final.



Navidad

Oración

A Dios se le pide Devenir. Todo lo demás no es oración. La fe solo es operativa en el acto.
La idea no vale.
La fe desde la idea es antiproyección. Dios no juega a la ruleta rusa. El choque entre dos planos perpendiculares es así...
No hay que protestar solo porque el que viene no coincida con mi dirección de la marcha.
El que viene es más fuerte que yo... Yo me debo replegar. Pero puedo replegarlo a Él... Soy libre de hacer eso. Pero si lo hago peco de eleatismo, de heteronomía y de antiproyección...
etc... ?

El objeto de valor

Al final habrá que concluir que el Ser mismo pertenece a la Otredad, donde no impera la muerte, que ya con anterioridad llamamos Superser (que no es una marca de electrodomésticos); camino de Vida o de Pobreza Redimida: lo contrario a la pobreza como subproducto de la riqueza de todo género (recordemos que la riqueza posee una Condenación Revelada). Podría concluirse que Cristo no necesitaba ni buscaba la muerte. La muerte en sí no es ni siquiera un acto... es solo un requerimiento (en el DROM simple y en el expandido). Dios es un Dios de Vivos, no de muertos... Si el hombre no Deviene, Deviene Dios... Ya téneis aquí algo en lo que creer (es broma).
El Devenir significa que la Ley y el Ser pertenecen a la Otredad, incluida la Naturaleza. Puede y debe haber dos Naturalezas: una para el devenir y otra para la antiproyección: La Naturaleza en Devenir es un Misterio, igual que el Ser. No es un dato para el Profeta. El Profeta se alimenta de Acto, no de Misterio. Por eso se puede decir que no le interesa la idea de Dios, sino de Dios en acto, u Hombre en acto. La idea de Dios es un dato para el místico... con poca fuerza, la verdad (origen de los tipos de culto). La naturaleza antiproyectada es obligada a a ser moral: los eleatas suelen decir a este respecto que es imagen de Dios (de su dios): por eso no les va a importar la depredación más absoluta: Siempre quedará algún objeto de valor...

Profetismo y lenguaje

Si no hay lenguaje de devenir solo queda el lenguaje conocido del plano del ser... que anda sobre una sola línea... Según Wittgenstein IF-108 quiere esto decir que el lenguaje, en su extensión espacial y temporal tiene la oportunidad de cumplir la Ley profética (v.gr. las parábolas de Jesús de Nazaret). Las categorías son la aberración inespacial e intemporal.
¿Se puede usar una categoría para el lenguaje? Sí, pero solo con amor. Otra cosa es un gruñido de una bestia.
Según el grado de Devenimiento (Proyección) o Antiproyección, el Lenguaje resultante estará más cerca de la abcisa del *ser* (realmente la estela del Acto) o más lejos. Para dos cosmologías hay un ángulo mínimo de entendimiento mutuo. Fuera de ese ángulo, las profecías son distintas, y también los profetas. Para que la comunidad sea profética (ver *masa crítica*), su lenguaje resultante debe estar en mi ángulo o campo profético...
Lamento que esto resulte pedante por decir complicadamente lo que es una tontería conocida por todos... Solo intento poner un poco de claridad, aunque solo sea para mí.
La tesis es bastante sencilla: la Verdad absoluta viene a 90º sobre el plano del ser, y solo se da como absoluta en el Acto; por eso podemos decir que sí se puede ver y tocar a Dios, siempre que sepamos lo que es o puede ser el Acto. Nuestro conocimiento de la Verdad, nuestro pensar y ser puede proyectarse sobre dos ejes a 90º: Para los antiproyectados se proyecta sobre el eje del ser (pienso luego existo es pienso luego soy...); para los devinientes pienso luego existo es pienso luego supersoy o simplemente pienso luego no soy, como dice Hegel (por aquello del devenir).
Por cierto que hay formas diversas de devenimiento, así como de antiproyección:
Ejemplos de devenimiento:
  • Heráclito : Un río.
  • Hegel: Un misil de esos que se mueven petardeando (A se niega a sí misma para llegar a sí misma o a P... prrrrrrrrrrrrr)
  • Jesús de Nazaret: un Hombre.
Los ejemplos de antiproyección se ponen en Restos.
Un lenguaje solo en el eje de abcisas (sin superser) reconoce solo la ontología clásica. Lo de superontología para ellos es un universo mágico de resurrecciones, ángeles y trompetas... En la Ontología hay muerte, pero no en la superontología... La muerte nunca fue un problema para el Dios Verdadero, y mucho menos para Jesús de Nazaret. Debería haber muerto de viejo. Por eso digo que no vino tanto a salvar al hombre como a condenar a los hipócritas, y de camino poner algo de vector deviniente.
Si pensar y ser es lo mismo habría que determinar la dignidad del hombre en el pensar. La fenomenología del espíritu en la Antiproyección va del pensar al ser (eleatas: distancias a Dios), y en la fenomenología deviniente va del ser al pensar. La curva que está acostada sobre un plano en la Otredad no es en forma de campana, sería más bien una hipérbola truncada por la hora de la muerte (tiempo). No hay declinar en el viaje del ser (estela del Acto) al pensar (Dios). Si fuese una campana se diría que hay una marcha atrás o un declinar para los devinientes (una cosa parecida a la noción de pecado). Pero esto no se da. Esa distancia ya está ganada para la eternidad, porque es Dios mismo. Esto es lo propio del Hombre-Dios. En el plano antiproyectado (la estela del Acto) sí pueden mermar las distancias a un Dios, ya que son distancias cosmológicas, todas en el mismo plano.

Corrección a la Antiproyección


La imagen de arriba es otra forma de ver la Antiproyección, o más bien una corrección a los diagramas editados a este respecto. Se ha metido la mitad de la cosmología en el plano del ser (la que tiene un ojo), y la otra parte se ha metido en la Otredad... (una boca que habla).

La Antiproyección son dos giros: Uno de 90º de la parte Misteriosa de la Cosmología sobre el plano del ser, y otro giro más, correspondiente a una Transmutación de viñetas de la Cosmología.

Todo esto hace prácticamente incompatibles a un deviniente con un Antiproyectado. En política se muestra en forma de partidos... que a su vez dependen de la cantidad crítica de antiproyectados individuales. Esta confusión es conocida en la vida corriente: todos conocemos conservadores *raros* o progresistas *muy conservadores*... por eso decimos que la profecía no depende de la cosmología, ya que parece ser que una parte de ella está inmersa en el Misterio (o la Otredad). Sí ocurre que una cosmología deviniente genera Profecía... pero eso es casuística solamente. No podemos dar doctrina sobre esto. Solo podemos constatar medios casos por medios casos (ya que no vemos la mitad oculta de las cosmologías de otros...).

Ahora podemos entender mejor qué se decía en la sentencia 55: en el Acto es lo mismo ver que hablar

etc.

Pensar y ser

Proposiciones vinculadas:
La media estadística de Antiproyección está toda en el mismo plano del ser. De este modo sí puede la comunidad portarse como un individuo (coincidirá mi plano del ser con el de la comunidad). No pasa así con la media estadística deviniente, que es una distancia metafísica variable al plano del ser, y que no corresponde a ningún tipo de cosmología, salvo por azar; y siendo así correspondería a una cosmología individual. No creo que sean exactamente iguales las distancias metafísicas de dos personas, al igual que pasa con los copos de nieve o las huellas digitales...
En la Otredad es lo mismo ver que hablar: pensar está compartido con la Otredad. Por eso, para decir que es lo mismo pensar y ser hay que Antiproyectar... etc...
Para un deviniente la máxima sería parecida a esta otra: *pensar y superser es una y la misma cosa*...
Si la antiproyección es una enfermedad de la autoconciencia por deformación del proceso de figuración, queda afectada la intuición sensible. El pensar, que es un actuar después de la intuición sensible deja de pertenecer al Misterio y queda inmovilizada por las categorías en el plano del ser. Podríamos decir que es un tipo de locura.

La dureza de los corazones

enlaces asociados:

  • visión del conjunto
  • Devenir y Schelling
    Que los límites del lenguaje se encuentren en el silencio como dice Wittgenstein es mística pero no profecía. Las cosmologías no se paran; los ontomotores siempre resultan en falsa o verdadera profecía. Dejarse caer en los dominios de lo místico es meter a Dios en el contrato. Dios no hace esas cosas. El hombre ya es místico en su funcionamiento natural... Las cosmologías ya están dobladas hacia la Otredad. La mística de vivencias interiores exclusivas son inertes... la mística es una estética de la antiproyección (una puesta en obra de la Verdad... antiproyectada).

    La fórmula Dc = F(distancia física) + F(distancia sicológica) + Superser no es una ecuación mística, tal y como se entiende en el uso común... No lleva a un mayor o mejor conocimiento de Dios (cosa absurda) sino del Hombre (el amigo de Dios).

    El hombre debe pactar con el hombre sobre Dios. Lo atado en la tierra queda atado en el cielo. Si el hombre es de fe, debe saber que Dios viene en el hombre a su manera. No tiene por qué desconfiar del hombre (bueno la verdad es que no creo que los conservadores depreden por desconfianza desinformada, sino solo por llenar sus panzas. Pero es de cortesía hacer estas llamadas a la calma. Algo así como la música a las bestias... ejem!)

    Un deviniente hace profecía y toda su cosmología se desdobla hacia la Otredad. Es místico por naturaleza; y precisamente lo es por NO meter a ningún Dios en el contrato del hombre. La mística como aislamiento es antiproyección, aunque pudiese estar muy refrendada por la Historia (cosa baladí)... También Dios permitió que los antiguos tuvieran varias esposas antes de Jesús de Nazaret, por la dureza de sus corazones. Parece ser que Dios es paciente con la dureza de los corazones, como la de los místicos clásicos.

La levedad del ser

Una organización, dependiendo de las especificaciones pactadas con la comunidad exterior, elabora y cuida una moral incrustada, necesaria para su eficacia y eficiencia. Esta moral no está al albur de un pretendido Acto misterioso durante sus operaciones, sino que está adecuadamente trascendentalizada. De otro modo la organización debería actuar como un individuo, cosa prohibida ya que eso la obligaría a poseer y usar una libertad salvaje interior, donde mora Dios, destruyendo más que probablemente los objetivos primarios (al uso o de mercado) de la misma... El corazón de las comunidades es una libertad salvaje interior individual, que es la encargada de informar proféticamente a la comunidad (con verdadera o falsa profecía).
Esto sería una teoría de líderes, si no fuese porque el informador tiene necesariamente que ser un profeta (que habla con tautologías alfa) y a esos siempre les cortan la cabeza. Solo ese es el motivo por el que siempre tendremos pobres entre nosotros; también es ese el motivo por el que Dios no nos juzgará por nuestras caridades, fes o amores como tales (nadie sabe qué es eso de amor, fe o caridad como tal) si no por sus grados de profetismo. El Acto es el contador del Devenir y procede del Misterio o la Otredad. El hombre no domina ese contador salvo con la humildad profética. A esto se supedita el amor o la fe, para la función de Devenir. Este es el modo en el que el hombre muere en Dios. Lo contrario de todo esto es que Dios muera en el Hombre (en los gráficos aparece como si la flecha de Dios se doblase bruscamente para seguir los recorridos de la cosmología de los antiproyectados. En los devinientes no habría un Dios que gira, sino una *sombra* de Dios, fruto de la proyección del Devenir sobre el plano del ser o *estela del Acto*. Ver Visión del conjunto).
Si dos profetas son iguales en P (en la proposición o en el sentido alfa o beta de la proposición), el devenir que produce el contrincante político, tomado como necesidad para ese devenir como diría Hegel, es un devenir infame: el verdadero profeta no deviene por el falso, y el falso solo deviene infamia: Como hay un Acto, necesariamente uno de los devinientes es verdadero y el otro falso (esta podríamos llamarla una función veritativa del espacio metalógico).
Insistiendo un poco en la teoría de los contrarios de Hegel:
  • Que la contra política es necesaria para el Devenir (devenir trascendental, no natural), es una infamia.
  • Que la comunidad es necesaria para el Devenir trascendental individual, por el mismo silogismo, es otra infamia.
  • Que lo infinito hace Devenir a lo finito no es una infamia, pero es falso: Lo finito deviene en finito y lo infinito en infinito. El Acto se da, se produce Devenir, y luego cada uno sigue su camino: Dios a Dios y el Hombre al Hombre (el Hombre es estela del Acto. No os extrañéis porque Jesús de Nazaret se pudriese). En todo caso se podría decir que lo infinito se niega a sí mismo para llegar a sí mismo o al hombre, como dice Hegel. Hay una parte de nosotros que nunca abandona el infinito. Solo que los antiproyectados, asustados se esconden en el ser y hay que llamar a Jesús de Nazaret para que los saque de ahí... ¿a que te creías que era al contrario?
    Dos profetas son iguales porque el profetismo derivado de sus modos de figuración coinciden. El caso contrario es el de las madres del juicio de Salomón. El objeto lógico que conecta los modos de figuración alfa son las cosas amadas con desprendimiento, y las beta sin desprendimiento (por ejemplo la moral incrustada en las organizaciones).

    La senda de la vida

    ¿El Acto explota el Objeto en lo que es el caso?... Si lo que no es el caso está en un espacio lógico fuera del mundo (que solo es lo que es el caso) y aún así es un existente, no sale del ser; es parte invisible del mundo. Es un espacio al lado o *junto a* lo visible. El objeto soporta el hecho y el no hecho...

    representación gráfica de la lógica del mundo

    (Simulación 3D de un modelo aleatorio de Reacción-Difusión (Tesis de L. Decker, d'aJeulin, que no sé quiénes son en este momento). Esta textura interconectada reproduce de manera bastante fiel la geometría encontrada en medios porosos como el hueso humano. Sacado de http://www.ensmp.fr).

    Los cuernos grises retorcidos son el darse efectivo de estados de cosas. Los espacios vacíos, el no-darse. El cubo es el mundo. Un hecho está en una sección plana. La sección plana entera es un momento (Acto de Dios por el que la contradicción se convierte en proposición en toda la multiplicidad...), etc. Devenir es que Dios corta los planos. Antiproyectar es que la contradicción (el cubo entero) corta a un solo plano... algo así como acercarse al piano, o tirar del piano para tocar (¡mira que son brutos estos antiproyectados!). Parece esto el chiste del lepero.

    es el caso y no es el caso

    <---> |HECHO| <--->

    es el caso o no es el caso

    Contradicción

    <--> |CONTINGENCIA| <-->

    TAUTOLOGÍA

    Libertad salvaje interior

    Pensamiento

    Proposición

    Esta contradicción es el seno del espacio lógico de donde emana un darse o un no darse efectivo de estados de cosas. Para el mundo, siempre lo que sale de aquí es el darse efectivo de estados de cosas. Esta contradicción debe ser algo fuera del mundo, o bien algo imbricado en él pero invisible. ¿Puede ser una mera idea, un “apoyo” necesario para el lenguaje?: Si no existiese lo que no es el caso ¿cómo podríamos hablar de lo que es el caso nombrándolo dentro de esa categoría? Sería algo así como quitar la sustancia al mundo: todas las proposiciones serían verdaderas y el mundo no sería contingente, sería causal puro. Todo sería el caso (dos colores ocuparían la misma coordenada cromática). Para que el hecho sea casual o contingente, es necesario que exista el objeto dentro de un espacio lógico mayor que estaría formado por todas las contradicciones, pero Aun así seguiría siendo el mundo. ¿Es esto un límite místico? No.

    Este es el hecho contingente. El objeto se ha decidido por una posibilidad lógica. No hay otras posibles. Algo ha pasado.

    La autoconciencia solo se ve a sí misma durante el proceso de figuración... de la complejidad se toma lo que interesa al sentido escogido de la proposición y el resto de la complejidad queda como “unmarked space”. La proposición es la “estela” de la autoconciencia, como lo es el ser respecto al Acto.

    (Autopoiesis del sistema cognitivo)

    El mundo ha quedado dividido en lo que es el caso y en lo que no lo es; ambas son tautologías: lo que es es y lo que no es no es.  

     

    Un ejemplo de esto es Wittgenstein  IF-108 cuando dice: “hablamos del fenómeno espacial y temporal del lenguaje; no de una aberración inespacial e intemporal.

    NOTA:

    Ádivina por quién dice lo de aberración.

    Es más que probable que a partir de cierto punto del desarrollo de la personalidad, el sentido de las proposiciones venga puesto como a priori, ya que la proposición es incapaz de aguantar la Verdad Absoluta, lo más que puede es “mostrarla”.

    Comprender la proposición es saber lo que es el caso cuando éste es verdad; reconocer la forma lógica. El problema es que yo sea generador de identidades lógicas, y la realidad me dévuelva lo que mi forma de conocer el mundo me démanda

    TAUTOLOGÍAS alfa y beta

     

    Por la senda: contradicción <-->hecho<--> tautología, pasa Dios. Puede que el espacio de la Otredad aparezca desde dentro del hombre. Así que decir que Dios se hizo hombre es “lógicamente” incorrecto (esta figura lógica da a entender que viene de por ahí...). Es mejor decir Dios aparece por el hombre, o se hace Dios en el Hombre... (pongamos que en su Libertad salvaje interior, que es algo parecido a, o congruente con Dios).

    Ya sabemos por dónde viene (todas las contradicciones) y qué se queda aquí (la proposición). Ahora hace falta saber hacia dónde va (cuál de las dos tautologías es la senda de la vida). Lo lógico es que vaya hacia una nueva contradicción (si no, no funcionaría el ontomotor: no habría mundo). Esto quiere decir que El Devenir genera nuevas contradicciones en las nuevas proposiciones. La contradicción no es un modelo, sino un proceso (el proceso es anterior o contiene a la operación, pero la operación es perpendicular al proceso, porque no pertenece al proceso: mientras que el proceso es natural, la operación es Misteriosa)...

    La tautología flota sobre todas las proposiciones, sin comprometer la verdad. No es capaz de mostrar la Verdad.

    La que se muestra a través de un estado de cosas lo hace porque hay una contradicción que fija ese estado de cosas, como conexiones de objetos. A eso se le llama proposición. Como la tautología es la que contiene a todas las proposiciones, es esta la que realiza la figuración determinada de las proposiciones, por eso hay dos figuraciones principales conocidas, la alfa y la beta.

    La proposición muestra su sentido, pero hay dos acepciones de mostrar: Mostrar un valor predeterminado por la figuración, y mostrar un valor “encontrado” por la figuración. La segunda figuración es creativa y congruente con El Devenir incluso natural (poco impacto). El segundo es depredador. La Verdad es absoluta porque lo es en movimiento. Hay una conexión interna entre el movimiento y El Devenir.

    El Devenir es el absoluto establecido en el acto segundo como Misterio.

    A la figuración lo único que le interesa es que la creación de una verdad adecuada a la figuración: que la contradicción de sentido a la proposición según el modo de figuración. Si el modo de figuración es contrario a la Verdad absoluta, la contradicción necesita romper con todo, incluidos los hechos. Por eso la profecía se alimenta de profecía y Dios confunde a los necios.

    Lo que sí forma parte del eco de fondo del Devenir de Dios es que hay un y solo un tipo de figuración que es connatural a Dios y al hombre, y esta es la deviniente. Así es como Jesús de Nazaret devino en Dios.

    La señal es la disponibilidad de la materia=espíritu para la profecía. Esta disponibilidad sana se alimenta de la Fe que no teme a la pobreza, ni se escandaliza de ella. Pasa como Dios sobre la virtud y sobre la vergüenza.

    Permitir las dos figuraciones es acariciar al lobo y al cordero...

    La casa del Padre

    Que el acto segundo está hundido en la Otredad se muestra en la manifestación contradictoria de la operación, independientemente de la razón. Esta es la perpendicularidad moral-naturaleza. Pero esto no es una paradoja dentro del ser (el ser conocido) sino una doble naturaleza del ser en su identidad materia=espíritu. No habría otra forma de decir que Dios es un Dios de vivos.
    Todo esto habla de una naturaleza Misteriosa ya presente; de un devenir del absoluto en lo concreto, o movimiento del absoluto; de un juicio definitivo en lo concreto, incluida la cosmología y el ser concreto (al que mucho se le da... y al que mucho ama, mucho se le perdona...); y de la figura paradójica de Jesús de Nazaret, que viene a ponerse en el ser en nombre de los que son incapaces de devenir porque han caído en el lado oscuro de la ambivalencia lógica y cosmológica (sicológica-proposicional), respetando a los devinientes de toda la vida, a los que da cumplimiento, como es el caso de los profetas.
    La única manera de resolver la perpendicularidad razón-naturaleza es a través de la Ley profética, sea de la parte de la cosmología que sea (recordamos que la cosmología siempre es expandida). La libertad debe quedar intacta en los viajes de la autoconciencia hacia dentro o fuera de sí (de Dios al ser visible y al contrario). Podemos andar libremente por la casa del Padre.
    ****************************************
    La identidad materia=espíritu puede significar la identidad unidad=multiplicidad en la autoconciencia.
    Dios se determina a sí mismo en la autoconciencia del hombre bajo la forma que a Él le de la gana: Verdad, Razón, Fe, Error, Absoluto, Contingencia... Todo le aprovecha. Por eso quien con Él no recoge, desparrama.
    Para el aterrorizado conservador la contemplación de la Verdad es un paseo campestre cuyo paisaje está formado por una complejidad incomprensible en movimiento: aire, ríos y árboles, pero en la que está determinado a tomar una merienda.
    **************************************
    El tiempo no abate la autoconciencia. La Cosmología no abate el Acto. La proposición no abate la Verdad.
    Para cambiar está claro que hay que dejar de ser hombre, para ser Dios.

    4º Principio del Devenir

    A la contradicción no le coresponde ningún hecho, y a la proposición de probabilidad ningún objeto que no sea la propia proposición... no tiene sustancia.
    Si la figuración es probabilística (causal) (Witt.2.15 y similares) la figuración es algo que se hace fuera del mundo (5.135, 5.136).
    Esta sería la parte escondida de la cosmología individual. (La autoconciencia va y viene desde la Otredad al ser... y nunca considera necesario decir cómo es allí. ¿Será porque se siente en casa?)
    Una figuración probabilística sobre lo inmóvil es una contradicción...
    Los dos tipos de figuración serían supersticiosos: el antiproyectado por la creencia en el nexo causal (no vayas a disimular ahora diciendo que nunca has creído en el nexo causal, por favor. Acuérdate de la moral lógico-proposicional); y el deviniente por su creencia en el nexo profético. ¿Por cuál te decides?
    En Witt. 5.1362 se puede ver un ejemplo de cómo *ver* (entendimiento, dado-construido) sigue las leyes de la necesidad lógica, y *hacer* (hablar, dado-devenido) no.
    Cuando digo que la Verdad atraviesa la proposición perpendicularmente, estoy hablando de 5.5423: tanto un deviniente como un antiproyectado verán el mismo cubo, pero con orientaciones distintas.
    Si el modo de figuración es contrario a la Verdad absoluta en devenir, la contradicción (Dios y hombre en una sola autoconciencia) necesita romper con todo, incluidos los hechos... A la figuración (autoconciencia de Dios-hombre) lo único que le interesa es la creación de una Verdad adecuada a la figuración: lo que sí es cierto es que hay un modo de figuración adecuado a la Verdad absoluta (parábola del juicio de Salomón).
    Profecía es adecuar el modo de figuración a la Verdad Absoluta y no al revés (antiproyección). *********En esta proposición lo que muestra el sentido es la misma forma de la proposición.. ********* Se acaba la proposición diciendo: *... incluida la cosmología individual*. La señal es la Pobreza Redimida (profecía).
    Permitir las dos figuraciones sería admitir un Dios infame (permitir las dos figuraciones es matar la profecía. No confundir con matar a Jesús de Nazaret, que es simple depredación). Permitir la figuración antiproyectada es permiso para matar.
    Todo esto puede concluir en una Verdad política coincidente con los grandes vectores de Devenimiento:
    • Pobreza Redimida,
    • Movimiento de la autoconciencia.
    Si es la figuración la que tira de la Verdad, es Dios el que está haciendo la figuración, en el caso en que la Verdad Absoluta es adecuada a la figuración. Esta verdad simple es conocida por los religiosos; pero para saber si mienten hay que estudiar los síntomas: si mueren por defender el movimiento o el reposo, la pobreza o la riqueza, y a qué precio, incluida la calderilla.
    Para que Dios se haga hombre debe haber una figuración de Dios (no necesariamente una figuración del hombre). La figuración de Dios parece ser una necesidad lógica. Podríamos ponerla como cuarto principio del Devenir....

    Leyes natural y profética

    Las figuraciones alfa y beta tienen la forma definida en Wittgenstein 4.1273 (que traducido dice):

    ...* Si queremos expresar en el simbolismo lógico la proposición general «b es un sucesor de a», necesitaremos una expresión para el término general de la serie formal: aRb, (Ýx):aRx.xRb, (Ýx,y): aRx.xRy.yRb,... El término general de una serie formal sólo puede expresarse por una variable, pues el concepto «término de esta serie formal» es un concepto formal. (Esto se les ha escapado a Frege y a Russell; el modo con que ellos expresan las proposiciones generales, como la antedicha, es falso; contiene un círculo vicioso.)
    podemos determinar el término general de la serie formal dando su primer término y la forma general de la operación que produce el término sucesivo de la proposición precedente.*
    Hay quien dice que el movimiento del ser sigue la ley wittgensteiniana anterior en lo que se llama algoritmo de selección natural. Esta sería la estructura de lo que en estas páginas se llama la nube de Prandtl-Glauert, o plano del ser: la identidad materia=espíritu en devenir natural como resultado de un algoritmo que domina lo físico natural y lo cosmológico cultural... Esto es fácil en la identidad materia=espíritu (o biología-cultura, o como quiera Usted llamar a eso). Ambos movimientos son llamados --movimientos de *genes*-- y --movimientos de *memes*--.

    Ambos movimientos son en realidad meteoros del movimiento general del ser... y no terminarán de resolver la perpendicularidad entre la moral y la naturaleza.

    Sea como sea, el entendimiento siempre llega antiproyectado. Aún yo no conozco cómo esta antiproyección es capaz de convertirse en profecía, para dar lugar a las figuraciones alfa.

    Tendría que existir el darse y no darse efectivos de estados de cosas metalógicos, por algo parecido al algoritmo de selección natural, que es de cajón llamar algoritmo profético. De no ser esto así, las figuraciones alfa y beta serían un dualismo filosófico, cosa a lo que Wittgenstein se niega en 4.128.

    ...

    Ayuda para hacerse Dios

    Esta naturaleza del vector Dios es el que determina los dos mundos: Uno de ellos será un vector loco (lo imprevisible y misterioso del Devenir de Dios) y el otro será un vector determinado por un algoritmo (previsible). En este segundo caso la psique no permite ningún tipo de *salida incontrolada* correspondiente al modo de figuración: Es un camino hacia la eficacia, la eficiencia y la sensatez, y siempre corresponde a un beneficio conocido y/o a una potestad del proceso de figuración sobre la psique. Las salidas incontroladas que dibujan la otra cara de Dios son las que son capaces de romper el vínculo de la psique sobre el acto segundo (hacer cosas *raras*). Esto es en breve el proceso de conversión.
    *****************************
    No medimos estados mentales con algímetro. La seguridad sobre otros estados mentales se hace de otra forma y depende de la seguridad sobre nuestros propios estados mentales.

    La concordancia de nuestros 2ºº, segundos actos segundos, con un imperativo profético depende de lo estropeada o sucia que esté la seguridad sobre nuestros estados mentales, procedente de un proceso de figuración que está *lógicamente* fuera del mundo. Dios dice que eso se puede arreglar... por conversión. Lo malo es que esta conversión no tendría nada que ver con Dios o con la Fe, sino con las formas de contratar en el mundo. A esto nos referimos cuando decimos que si Dios se mete en el contrato, sale del Acto (2ºº).
    ******************************
    Evidentemente, como todo este proceso se lleva a cabo en un *mundo conocido* (ya proposicionado) los outputs tienen que ser PACTADOS. Esto es, Dios no es el desarrollo de una idea (materia oculta) sino el camino de la autoconciencia, que se da en un solo acto segundo compartido (solo hay una proposición a repartir entre dos mundos reales). Este es el único fundamento válido de una Democracia, que, como se ve, no está en ningún tipo de fenómeno social, sino en la autoconciencia individual. Un cristiano, como mínimo (mínimo deviniente), deberá tener la generosidad necesaria para el pacto. Si esto fuese una pérdida intolerable para la autoconciencia, es debido a que el grado de antiproyección es demasiado grande. En este último caso solo Jesús de Nazaret carga con los resultados (y ya sabemos lo que va a hacer, por más que nos resulte repulsivo pensar que el mal tenga perdón).
    ***********************
    Por cierto, la salida algorítmica, por ser exclusivamente natural, es la más salvaje (la autoconciencia se diluye en la naturaleza: queda la autoconciencia como proposición (uno es capaz de sentirse autoconciente) pero es incapaz de hacer cambios propios (por ejemplo, hacerse Dios sin avergonzarse o pensar que no puede hacerse eso).
    NOTA: Si usted piensa que ser Dios es algo mágico o maravilloso o algo así, puede confiar en que no es nada de eso. Si quiere, también puede pensar que ni la vida ni la muerte son nada de lo que imagina... ¡A ver si eso le ayuda un poco!

    mimesis2

    La cualidad misma no está definida como determinación, sino como devenir. El acto 1º es el ser en sí; el 2º es su devenir (de mono a hombre; de hombre a mujer; de unisexual a multisexual...). Las determinaciones de las categorías en el tiempo lo deberían ser solo para el pacto político sobre el hombre. Estas determinaciones a modo de proposición siempre son convenciones necesarias para los contratos entre cosmologías, y para la determinación de las especificaciones operativas personales.
    La coordinación de dos modos de figuración para el establecimiento del acto segundo, en teoría, hacen que el devenimiento o la antiproyección se propaguen por la aceptación de reglas de juego para la contratación (garantía de nuevos contratos). Volvemos a una de las primeras ideas: que el sentido de la vida y la definición de Dios dependen de los modelos de contratos, que son exactamente los dos modelos figurativos posibles de la realidad: Dios en el hombre, o el hombre en Dios... Son universos tan inmiscibles que la guerra está siempre a las puertas.
    La salida óptima va acompañada, o no, de una coordenada de devenimiento. El producto será aceptable si esta coordenada es tomada como criterio de calidad por el receptor.
    Si esto es así, la coordenada de devenimiento es comprendida por las dos autoconciencias (se establecen relaciones desde una individuación efectiva). Para volver a contratar hay que tomar decisiones sobre el vector plano de salida (el resultado final de la operación).
    Para un profeta, la salida y el devenimiento son iguales en magnitud. Esto hace que la profecía y el producto formen una resultante de 45º. Incorporar el devenimiento al vector salida (al acto 2º) es proyectar o profetizar. Lo contrario es Antiproyección o falsa profecía (v. gr: La vida es así; el mundo es así... en definitiva fijar el sentido del mundo, huir de la agonía, y no tener la valentía de ser Dios, por más que nos decepcione ser un Dios Verdadero tan cutre (solemos identificar Dios y cosmología, en vez de dar la mano a un Misterio llamado Madre o Padre...). Como se ve en este tipo de párrafos, la proposición puede ser valiente en los límites místicos, y hacer Grandes Confesiones... Dependerá de cómo se determine-especifique-establezca el criterio de Devenimiento como criterio de calidad.
    En la antiproyección esto se hace con suma facilidad. Una vez fijado todo el Dasein, la moral va incluida en la operación, o bien, toda salida es una clase de distancia a Dios (vuelve a marcar un punto en el espacio figurativo (que en el caso de la antiproyección es un mundo natural)... ¿? ). La pureza así conseguida acaba dividiendo lo real en estadíos del ser. Es el abuso de las categorías sobre lo real (las categorías como finalidad y no como recurso). Esto es amoralismo, si sabemos que no existe el *campo valoral* (concordancia del sujeto-objeto). Por eso no sirve el imperativo categórico Kantiano).
    La proposición no debe ser nunca más que el nombre del Misterio.
    Nunca dejó de estar condenado el regateo para un cristiano.
    Uno entrega producto y devenir (materia oculta) en la misma cantidad (uno a 90º del otro).
    Uno de los límites místicos es que no se puede hacer una proposición sobre un concepto formal. Por ejemplo: hay Dios. ¿Por qué? La misma identidad materia=espíritu lo impide; cuando lo que Dios hace para establecer el plano del ser ha quedado dividido en dos tipos de figuración y múltiples gradaciones. Así Dios se convierte en una variable y cae en Witgenstein TLF. 4.1273 (esta abreviatura es de *Tratado Lógico Filosófico, y no Teléfono): La pregunta por la existencia de Dios es absurda (la fe). No así para el uso del concepto genuino: Este Dios es concreto, es un Acto segundo.. Esta es prueba de la aparición de Dios en el Acto segundo, y de la trascendentalización de la moral como una fantasía del entendimiento; una ensoñación o hipnósis. Esta hipnósis es parecida a la de los depredadores en la jornada de caza. La moral lo es solo en el acto 2º y está *siempre* sujeta a revisión (devenir). El pacto político debe serlo siempre sobre las revisiones de la moral en Acto.
    La propiedad interna de la proposición representa la propiedad interna del estado de cosas. Por eso las proposiciones alfa y beta son distintas. Son tautologías porque todo lo concreto hay que llevarlo a Dios para que venga devuelto en modo de proposición con sentido (interno). Así que es importante el modo de establecer a Dios: *El espíritu está pronto, pero la carne es débil*. Este lema debería marcar el camino. ¿Que proposición con sentido viene devuelta al lanzar la debilidad a Dios? Confianza radical, evidentemente.
    Figurar es pintar la Otredad en el plano del ser. Este mem (también aquí) solo se debe usar para mostrar el sentido deviniente de la proposición (Dios viene) y no para hacer contratos con Dios (por ejemplo: mi estética marca un límite místico). No se puede ser ni rico ni pobre, sino profeta: el pobre redimido (o simplemente el redimido).
    El verdadero límite místico es el Acto (entrada de la Otredad o Dios en el acto segundo aristotélico). No hay una moral que sea garantía de una excelencia del acto. El acto es el verdadero núcleo de la guerra, donde un Dios falso y uno Verdadero quedan determinados con la fuerza de un imperativo profético (a este respecto se puede ver con qué pundonor son capaces de defender sus infamias los antiproyectados).
    El devenir es actitud y por eso ética y estética son iguales. La elección de una estética excelente o su contraria carece de sentido (es salvaje) mientras no se tome como recurso para la profecía. Los fundamentos de la profecía son la individuación y la pérdida por encima del beneficio. De este modo se flota en el espacio de la Otredad (el vector *entrega de producto* o *salida* se disloca en favor de un imperativo casual). No hay otra definición de *confianza radical*, si es que Dios es quien coge de la mano ante la agonía existencial. La explosión del ser en el momento tiene la forma de riqueza y pobreza asociada (irredenta). Esta es la forma natural del mundo (la forma salvaje).
    Otras salidas a esto son fraudulentas (farisaicas).
    etc.

    mapa proposicional

     

    Contra la naturaleza humana de la profecía, se presenta la naturaleza Divina. Esto significa claramente que Dios posee un modo propio de figuración, con un soporte de objeto o sustancia y de forma proposicional diferenciada. Frente a este supuesto, Dios hablante se presenta a un Hombre sordo, ciego y mudo. Realmente una nada existencial, ya que no podría participar en ningún modo de esta figuración. Dios amaría a un gusano, como el hombre ama a un gato.

    Un Dios así es un fantasma. Por duro que aparezca ante nuestros ojos, Dios lo entrega todo al hombre. Si esta realidad se lleva mal con la contingencia, quizás es porque suponemos una figura de Dios proyectada por nuestra soledad y nuestro miedo. Esta es la fe: la gran conversión desde la locura y la antiproyección:
    ******************************
    Es probable que en su relación proyectiva al mundo, el pensamiento se remita a reproducir una "figura" de la forma circunvolucional del cerebro (no dependería de tipos, sino de formas de proyectar los tipos. Estas formas serían las ya sabidas, devinientes y antiproyectantes).

    Si uno de los dos tipos de figuración, es el adecuado al devenimiento de Dios en la autoconciencia del hombre, a través del proceso de profecía, el otro es una enfermedad metafísica, que también puede llamarse mental, porque solo se curaría por *conversión*, o cambio del modo de figuración (recordamos que es la figuración la que pone los hechos). No se acaba con el problema de la Verdad: Hay que decidir uno y solo uno como Camino de la Vida. Parece claro un grado a partir del cual el acuerdo político restituye la salud a la naturaleza. El impacto ambiental debajo de esa línea (45º de devenimiento) es muy grande (aquello de "en las bestias calmaré mi ira..."). No es muy difícil concluir un camino hacia la pobreza redimida (pobreza eficiente) como análogo a la Senda de la Vida (de dónde venimos y a dónde vamos).

    Los acuerdos políticos lo son sobre los modos de poner los hechos... Eso es atar en el cielo y en la tierra. Lo contrario es atar el mundo con la cuerda del cielo, y ese es el ladrón atando su hatillo.

    El acto segundo recibido es el que reivindica una cosmología.

    *... el hombre, abandonado al pacto se hundirá en una sima negra llamada comunidad...*

    Esta proposición es sinónima de la condenación al librepensamiento. Es la proposición del aborto de Dios:

    Estas cosas se les escuchan a los religiosos eleatas de todas partes del mundo. Ellos, que defienden un Dios para la multiplicidad, niegan a un Dios que aparece en la multiplicidad.

    La función de la filosofía es mover los límites místicos: el mapa proposicional. De esta manera se calma a la naturaleza porque se armoniza su movimiento al de las demandas de la profecía de la autoconciencia individual. Es esclarecedora la reticencia de los conservadores a este proceso. Necesitan figurar un mundo mágico para que esto no tenga lugar en sus autoconciencias. El mapa proposicional solo se puede cambiar desde fuera de la proposición.

    De que hay materia oculta es una prueba el que el hombre puede modificar los límites místicos a través del pensamiento. También es una prueba el que los hechos vienen determinados por el proceso de figuración.

    Los objetos de Wittgenstein parecen ser la materia (2026). En la identidad materia=espíritu hay objetos metalógicos (la sustancia del otro mundo: solo si hay objetos metalógicos (materia oculta) puede haber una forma fija de la Otredad). Los objetos soportan el acto 2º aristotélico. El Acto lo soportan los objetos metalógicos. La configuración de objetos metalógicos forma el estado de cosas metalógicos (la eternidad). Para ser un viviente la figuración debe ser congruente con el estado de cosas metalógico (hay que pensar con el pensamiento de Dios). La figuración lógica debe corresponderse con la realidad de Dios. Este es el mem necesario para el pensamiento y el juicio. Es un mem para la autoconciencia. No interviene en la multiplicidad. Este es el proceso de proyección... Jesús de Nazaret usaba la parábola.

    ¡Qué más da que Dios sea el mismo o distinto?

    Dios es Dios y la profecía lo que más vale de:
     

    Dios
    Profecía
    Fe - Razón - Verdad
    Profecía
    Dios

    ...quitamos a Dios porque no interviene:

    Profecía
    Fe - Razón - Verdad
    Profecía

    La profecía es una función de la razón, la Verdad y la Fe:
    f(VRF)=f(F)
    f(VRF)=f(R)
    f(VRF)=f(V)

    A su vez: f(V)=f(F).f(R)
    y queda que Dios es una función de la razón y la fe: es claro que Dios mora en la autoconciencia, donde el amor es la fe de la razón y la razón de la fe. Esto se cumple tanto para el bien como para el mal: Así que Dios es f(R,F) con una curva determinada.:

    f(R,F)=R ó F (hay que ver en el vacío)
    f(R,F)=F (el mundo proporciona la evidencia)---> Esta es la antiproyección.

    Para que la fe no sea antiproyectante (asesina) el hombre debe creer en el hombre como camino y forma de Dios, por encima de la cosmología (sin acepción).

    En lo individual, la cosa se resume en ver o no ver correctamente el mundo. Y en lo colectivo, la cosa estriba en pactar los límites místicos.

    De lo que se da o no se da, no se sabe nada. Ese es el límite místico. Una vez esto la explosión del objeto=materia en estados de cosas aparece en Wittgenstein 2.05---> Este es precisamente el efecto de Prandtl Glauert.

    desde fuera del ser

    Dios proposiciona p + un sentido de ~ que no se sabe cuál es (como el chiste del burro: a p no le preguntes que es muy mentiroso).
    Para un imperativo profético, parecido al Kantiano, en realidad para nada me sirve la fe. No hay que tener fe, hay que tener "p"...

    Creando el mundo

    Witt. 6.432 (los hechos pertenecen todos a la tarea, no a la solución ---- tarea/acto segundo aristotélico / operación) con Witt. 2.0231... (los objetos forman la sustancia del mundo... contienen al mundo... la lógica contiene al mundo y es incolora... el mundo se forma por configuraciones de objetos.... etc.

    Si Dios habla al hombre con palabras de hombre y al modo humano, la proposición debe mostrar su sentido en la proposición misma (la tarea sería: de lo que no se puede hablar, hay que callar como dice Witt 7); La proposición debe mostrar su sentido por la configuración misma de los objetos. El mundo se crea por configuración de objetos. Podemos agregar o quitar sustancia al mundo, creando objetos; simplemente con nombrarlos. Los estados de cosas ya vendrán contenidos en esos objetos, por la forma lógico-casual del mundo. Por eso es Dios un Dios lógico. La libertad de definir objetos-sustancia del mundo es la causa y el efecto de la libertad.

    Los objetos se crean en el segundo acto segundo (2ºº, que está en el 2º). No deberían seguir una ley, ni la forma de una ley, porque así no habría devenir alguno (de Dios, por supuesto). El hombre no tendría libertad (el mundo respondería a mi voluntad)... ¿A que parece que es al contrario?

    .............

    Un tal Peirce, habla de  <<...algo así como una trascendencia desde dentro, referida la realidad como trascendente (o algo independiente de nosotros)>>...
    ...

    Logos mudo

    Witt. dice *una proposición dice si una cosa es o no un hecho del mundo*, pero también se puede decir *mi proposición dice si un hecho es o no un hecho del mundo*. Este es el modo de figuración.



    ........................

    Wysiwyg

    No se tiene un conocimiento a priori del estado de cosas. No se tiene un conocimiento matemático del estado de cosas.

    El estado de cosas tiene un campo de probabilidad a su alrededor, y este depende de la (especificación / forma de figuración) de la operación.

    Eética y estética es lo mismo, no solo porque la lógica lo permita, también lo permiten los estados de cosas. Deben ser parientes.

    5.155 La unidad de la proposición de probabilidad es: las circunstancias (el estado de cosas) —de las que, por lo demás, no tengo mayor conocimiento— confieren a la ocurrencia (la operación, volitiva o natural) de un determinado evento tal y tal grado de probabilidad.

    5.156 Así pues, la probabilidad es una generalización. Envuelve una descripción general de una forma proposicional. Es una forma de figuración...
Powered by Redaxscript 2.1.0 o Design and realization by Jörg Steinhauer & Henry Ruhs