Jesús, maestro de escuela

Si Jesús de Nazaret ayuda, es para ordenar las proposiciones lógicas moleculares. Sería difícil decir que la forma proposicional de la Verdad solo tiene un sentido noético preciso, por el principio de eticidad, si no somos capaces de superar el CREDO QUIA ABSURDUM (creo porque es absurdo) o la sofística conservadora, en pro de la naturaleza salvaje (la ética va contra la vida, siendo la vida una definición precisa del absoluto o cualquier definición contraria al devenir y al esfuerzo permanente (patientia veritatis). Sólo Cristo (Jesús) dice cual es el sentido preciso de la proposición. Este es el fundamento de la labor profética en favor de Dios en Devenir (¿esperamos a Cristo o no?) y en contra de la comunidad idolátrica de la Iglesia.
Powered by Redaxscript 2.1.0 o Design and realization by Jörg Steinhauer & Henry Ruhs