La fatalidad

La sección es un momento-estado de cosas. La lógica es de tal modo que una tautología alfa deja a la realidad alfa el espacio lógico entero, y lo mismo ocurre con una beta. T-alfa(=)T-beta, pero difieren las realidades, R-alfa(¬=)R-beta. Los conceptos del punto figurativo (v,f) son los mismos, pero no así los morales.
Una verdad en los hechos elimina una contradicción, o sea, mete el punto del espacio de contradicción en el espacio real como posibilidad. La convierte en proposición "p".
Una falsedad también mete el punto del del espacio tautológico en la realidad como posibilidad (o más bien lo saca del espacio real al espacio de contradicción en un punto).
Si la realidad es tautológica por constitución, la proposición es un entrar y salir de la realidad a través del punto lógico (v,f) hacia el espacio de contradicción.
Evidentemente "p" es el lenguaje del mundo que compartimos (T-alfa=T-beta); y parece claro que el lenguaje es normal al mundo.
Lo que no vale es doblar el mundo, este mundo, nuestro mundo; abatir el mundo. Abatir p sobre el plano del ser. Por ejemplo, pensando que todas las contradicciones son contradicciones lógicas; por ejemplo: ¡hay que cumplir la ley!, suponiendo por ley algo perteneciente como acto moral a la misma sustancia del mundo (moral trascencentalizada - antiproyección).
La nube de Prandtl-Glauert sigue la ecuación de implicación estricta en el devenir temporal (Diodoro Cronos). Pero eso lo hace siempre sobre el mundo ya creado (estela del Acto). Es una Ley de funcionamiento de lo creado. Lo posible lo pone el modo de figuración...
Si lo místico en Wittgenstein no se muestra en proposiciones sino en el silencio, pues, o bien el silencio es profecía, y en ese caso da igual la proposición (el Logos) (silencio político), o bien la mística no dice nada a un Dios que aparece en el Acto 2º aristotélico (2ºº).
La mística, fuera de la proposición no dice nada... Si por lo menos se entregase el dinero a los bancos... al menos se sacarían los intereses.
Lo necesario está contenido en lo posible. Lo intensivo es lo posible y lo extensivo es lo necesario (si acordamos que el cubo lógico deviniente contiene al antiproyectado). Por eso hay que ser suspicaz con la multiplicidad (con el ser, con el ver).
Que lo necesario sea una función de lo posible es la ecuación de la eficacia y la eficiencia. P_necesario = P_posible. ¬M¬P = ¬L¬P (L= es necesario que; M= es posible que).
Que lo necesario sea función de lo posible, o su identidad, es la ecuación de la fatalidad.
Tanto Dios como el hombre son una fatalidad, y tienen la misma ecuación p-->q.
Powered by Redaxscript 2.1.0 o Design and realization by Jörg Steinhauer & Henry Ruhs