La p de Dios

La Libertad está obligada a ser una Libertad lógica porque la lógica forma la estructura del mundo. Dios es un Dios lógico porque habla al hombre con palabras de hombre y al modo humano. Tenemos un lenguaje porque compartimos un mundo. Que Dios o la Libertad no puedan expresar nada más allá de "p" no es impedimento para que p muestre su sentido, que procede no de la estructura lógica del mundo, sino del modo de figuración (de mi contrato con el mundo). Kierkegaard no acierta del todo cuando dice que en la lógica no hay libertad. Por la libertad no puedo modificar la lógica, pero sí puedo modificar la libertad por la lógica (puedo cambiar mi modo de figuración por conversión), puedo dejar de estar antiproyectado para ser deviniente o puedo acabar Antiproyectado siendo deviniente. Por ejemplo, la razón no puede cambiar la materia, pero sí puedo cambiar la razón por la materia. Por eso y no por otra cosa es por la que los resultados de los contratos con el mundo tienen resultados de hasta 90º de perpendicularidad: desde una salida plana hacia el ser (sicología de la riqueza; la promesa de Dios no es la profecía, sino la riqueza; la vida es una función de ganancia; así son las cosas y así se las hemos contado; la lógica da un resultado de riqueza como promesa de Dios; el mundo que no cumpla este modo de figuración es un mundo enemigo y defectuoso...) a una salida perpendicular (sicología de la pobreza; la riqueza de Dios es la profecía, con independencia de la riqueza o la pobreza; la vida es una función desconocida; las cosas son como se establezca a través de pactos llenos de confianza radical hacia el hombre).

La lógica (estética, p) es a la razón (ética, p) lo que mi cuerpo a mi autoconciencia.

También:

La lógica (estética, ~p) es a la razón (ética, ~p) lo que mi cuerpo a mi autoconciencia.

Las dos proposiciones son iguales. ¿Cuál es la "p" de Dios?

Que yo pueda cambiar la razón por la materia significa que puedo cambiar el modo de figuración usando proposiciones (código). Esta es una teoría de la información. Pero seré capaz de entender un código u otro de acuerdo a mis modelos de contrato. Proceso de contratación y proceso de conversión son sinónimos. La vida de la Gracia es solo un hombre con un contrato aceptable para Dios. La salvación por Jesús de Nazaret es la salvación sin profecía (sin autonomía profética), la mala salvación. Que el hombre tiene autonomía profética es una Verdad Revelada (si no fuese así nadie tendría oídos para oir). Que la conversión (una estética precisa de "p") la ponga algo llamado Dios es solo una forma de hablar. Cuando decimos eso hemos dicho: mi modo figurativo ha cambiado. Lo importante no es quién lo haya hecho ni cómo (lo he hecho yo, que he cambiado mi contrato) sino sus resultados (he cambiado de mundo, de cubo lógico).



Realmente quedan afectadas la razón y la autoconciencia. Lo que pasa es que desde el mismo cubo lógico esto no se ve (entre los locos, ni están todos los que son, ni son todos los que están... Siempre se ha dicho esto de la locura, pero se puede decir exactamente lo mismo de la cordura. Y con mucho peores consecuencias).
No es descabellado hacer una analogía con las gramáticas intensivas (lenguaje como fenómeno mental) y extensivas (lenguaje como fenómeno social): "...es bien sabido que para los contextos y estructuras extensionales no se necesida una semántica de mundos posibles, una semántica no de mundos posibles es suficiente."(*) Ahora se podría entender mejor lo de la nube de Moisés. Bien es verdad que yo he puesto al cubo intensivo conteniendo al extensivo. Pero si pudiese dar una buena razón de ello, esa sería la razón por la que es la autoconciencia individual la que informa a la colectiva. Dios se manifiesta siempre por hombres devinientes. La gramática generativa conecta a los dos cubos lógicos. Cierto tipo de transferencia entre la intensiva y la extensiva marca la generación de un tipo de cubo u otro. Hay quien dice que el hombre está predeterminado a un tipo de cubo. Esto no es cierto. Por ejemplo cuando los católicos dicen que el hombre solo puede ser salvo por Jesús de Nazaret (esto puede ser una verdad instrumental) pero niegan toda posibilidad a otras individualidades. La afirmación de la salvación por Jesús de Nazaret se convierte en la condenación del hombre y su recluimiento en el cubo lógico de una moral trascendentalizada (pastoreo). Evidentemente, un hombre libre aquí es una cabra que se escapa. ¿Con qué intenciones hacen esto? No deberá ser muy difícil concluir que detrás de esto está el afán por las riquezas (el anhelo concreto) de este mundo.
(*)LÓGICA Y LENGUAJE. L.M. Valdés., J. Mosterín, A. Gcía Suárez, C.P. Otero. Ed Técnos. Manel Garrido (Editor). ISBN 84-3091788-8..
Es de 1989... no se si se ha quedado muy antiguo esto.
Powered by Redaxscript 2.1.0 o Design and realization by Jörg Steinhauer & Henry Ruhs