Parábola contra Paradoja

Un buen filósofo se aparta de las ciencias de la naturaleza: Sabe hablar del Misterio desde el Sentido. De este modo hace buenas combinaciones de proposiciones para mostrar la Verdad absoluta. Dios juega a esto: La Sabiduría busca su camino a través del lenguaje (Dios no se dice desde Dios, sino desde el hombre).

Cuando los "padres de la iglesia" empezaron a llamar "paganos" al resto de los hombres comenzó claramente la amenaza al Dios Verdadero en Devenir. El mal ya estaba hecho (socializado).

La paradoja es que el filósofo que se aparta de la naturaleza lo hace solo para elaborar buenas proposiciones con Sentido (el Misterio devenido de la proposición), ejemplo: las parábolas del hombre Dios; mientras que el Dios Verdadero solo se muestra como absoluto en el Acto del hombre con el hombre, que es el Misterio aparecido en la naturaleza.

Una puntilla saca otra puntilla


La religión siempre ha sido una herramienta de selección natural para la derecha (una de las modalidades del aterrorizado conservador).

Los científicos han tenido siempre que contar con el devenir como variable impuesta (por Dios). Por eso los religiosos siempre los atacan. Y si el científico es conservador (colaboracionista), es a base de hacer sofística de los hallazgos para la causa conservadora (poner a Dios como parte del contrato del hombre con el hombre y seguir el ciclo de mejora: ontomotor), más que desarrollo de la ciencia devenida (quitar a Dios del contrato del hombre con el hombre y seguir el ciclo de mejora: ontomotor). Por eso el ser conservador no es igual que el ser devenido. El ontomotor da resultados diferentes. Uno con trascendencia, y otro sin ella ("paradójicamente" el que resulta de poseer la cláusula de Dios en el contrato del hombre con el hombre)

¿Por qué no posee trascendencia? Porque Dios sale del acto si se le pone en el contrato. Hacer lo contrario sería determinar la libertad del hombre, y esa es una de las variables necesarias del Misterio, o sea del movimiento del ontomotor (efecto puntilla: una puntilla saca otra puntilla: si Dios entra al contrato, sale del Acto)...

Para el científico conservador, el devenir siempre proporcionará un nuevo nicho de mercado a poseer. En realidad no le interesa lo más mínimo el conocimiento, sino sus consecuencias socio-políticas. Los científicos conservadores se parecen a la avanzadilla "mística" de la tropa religiosa de esta guerra: Los místicos "contemplan a "dios" mientras a su alrededor matan a los profetas.

Devenir

Como dice Holdering: **La apariencia es el aparecer del ser. ¿Qué sería el ser si no apareciera?**

Si el ser aparece en Devenir lo que queda es la estela. Pero como el ser no es nada sin el Acto, lo que queda es la estela del Acto.

Toda la Antiproyección se hace sobre esta *estela del Acto*, que no es ser absoluto, sino sombra o eco del ser, que está en la Otredad, donde habita Dios (esto solo para creyentes).

cómo es el devenir de Dios en el acto

Viene Dios

.... piensa que las determinaciones fisiológicas son determinaciones absolutas... eso solo es posible si si mete a un dios absoluto en el contrato del hombre con el hombre...
La naturaleza visible va en contra de este principio. El movimiento continuo del ontomotor (el provocado por Dios mismo) va en contra de este principio... Las transmutaciones de sexos, la pervivencia de especies de forma paraevolutiva, la evolución ortodoxa... son ejemplos de esto.
A efectos prácticos, que Dios sea un absoluto es una cosa baladí... Lo que nos interesa para el acto es saber que viene (o deviene)

El Regazo

El hombre pone a Dios por su Acto: «de la abundancia del corazón habla la boca». La fe no interviene aquí. Todos los hombres hablan. No se necesita la fe, sino la abunancia de corazón: «porque mucho amó, mucho se le perdonó».

Es imposible amenazar la FE, es una contradicción. Una fe amenazada es una Razón sucumbida, la salida cobarde de un corazón asolado por el odio; por un mal contrato con un Dios paganizado por un corazón podrido.

Dependiendo de la Abundancia, y gracias al Acto, la nada de un ateo es el regazo de una madre, comparada con el firmamento de un creyente.

Devenir y Novum

Hans Kung dice en su libro "Ser Cristiano", Cap C, La nueva Vida, El criterio definitivo:
********************************
No existe extrapolación científica clara ni prognosis del futuro definitivo de la humanidad... En la Historia de la Libertad hay que contar siempre con algo originalmente nuevo (¡el Novum como categoría!)...
********************************
En las dos imágenes de abajo se ve cómo el eleatismo es un fantasma o falsa proyección del Devenir del Dios verdadero, por el que se llevan al mismo plano a Dios y al hombre. Queda al descubierto el pagano verdadero. Dios y el hombre no pueden ser medidos en distancia salvo el el plano de la otredad, no en el plano del ser...
El Hombre revelado "no eleático" cumple el principio de humildad por el que el acto deviene a Dios... Usa el Novum como categoría... Eso quiere decir que en su contrato posee la cláusula de Devenir.

Comunidad

**Razonad todo lo que queráis, pero obedeced**Este es el Dios de Kant... Si no fuese porque es ambiguo: Si se obedece la ley moral antiproyectada, o se obedece la ley de los profetas. Son cosas diferentes.Kant dice de hacer la profecía en el uso público, pero la antiproyectada en el privado... Pues no se puede antiproyectar en ningún caso.Lo público no tiene valor alguno a efectos de profecía, ya que solo se cumple lo individual. No hay profecía pública. Esta es una de las razones contra las iglesias como Jesús múltiple. Hay un solo Jesús, como hay un solo Segismundo; como hay un solo plano del ser por cada nombre y por cada punto del espacio y del tiempo... etc.

El acto es como el cemento

Fíjate tu si la Materia es Espíritu, que cuando falla la Materia tienes que poner Espíritu, y cuando falla el Espíritu tienes que poner Materia...
¿Cómo falla la materia para un rico, y cómo falla para un pobre? ¿Qué espíritu tienen que poner en cada caso?
Por lo normal, uno pone la soberbia y otro la súplica...
¿Cual de las dos es oración?
Pues bien, hasta para esto quiere Dios que seáis disretos y os encerréis en vuestras alcobas.

El ser y la verdad (o esa fe)

El movimiento del plano del ser no es devenir. Es solo ciclo; es como una sala de espera.
La estela del acto ya es toda cosmología: la verdad desaparece del espacio de la otredad (esa Verdad que apareció en el punto del acto. Aunque creas que no, sí puedes ver al Dios verdadero). La verdad que queda en el plano del ser es una verdad en el ser, y no un ser en la verdad (Dios en el hombre / el hombre en Dios)
Esta es la razón por la que la naturaleza podría ser acusada como antiproyectada EN SÍ.
Bueno... Kant dice que la naturaleza deviene por sí sola... Pero me parece a mí que no es así, porque no muestra a Dios claramente.
Esto de la antiproyección se está convirtiendo en una enfermedad mortal...
"No problemo". Mejor no tener esa fe. (la de los antiproyectados, digo)

El aviso del traidor

La santidad no es una actitud política en una geometría de Devenir, y sí lo es en una antiproyectada (perdón por lo de antiproyectada, no se cómo llamar a eso). Caeríamos en un error si dijésemos que la política es antiproyección en si... No es eso. La santidad ordenaría a la naturaleza, siendo la comunidad naturaleza...

El discurrir de las conciencias haría a la Pobreza Revelada ordenar a la Naturaleza hacia la Libertad, acabando la lucha entre ambas, o entre la razón y la fe. Es lo uno lo único existente metafísico, y parece la multiplicidad antiproyección ahora (perdón por lo de ahora, no encuentro muchas funciones proposicionales...; un ejemplo es lo de Sodoma y Gomorra, cuando Dios salvaba a todos por uno solo, que eres tú, claro!): Lo uno y lo múltiple se identifican en el Acto (es apañado el Acto este: es capaz de identificar a la naturaleza con la libertad en el Acto...).

Parece ser que la pobreza es algo más que pobreza.Para explicar el título solo tengo que poner en boca del aterrorizado consevador estas palabras: ¡¡Cuidado con la pobreza!! (todavía recuerdo las palabras de un Papa católico llamando al ¡¡cuidado con la política!!... No sé si dicen esto porque conocen la Verdad, o no saben dónde tienen los pies... Pablo de Tarso o no se explicó, o tenía malas intenciones).

Que me perdonen los que saben: digo complicadamente lo que con pena es sabido desde hace mucho tiempo.

Espacio metalógico?

Esta figurilla corresponde a una interpretación aplicada a los cubos trascendentes del ideograma de Wittgenstein relativo a espacios lógicos...
El Acto es el Caso trascendental...: el caso es (ser, ser) y el Acto es (ser, superser). Están a 90º.
Quiere decir que Deviene Dios, porque es obligado... Pero lo bueno es que deviniese el hombre. Esa es toda la teoría de la Gracia.
¿Como se Deviene?... Pues con una *sana cosmología*.
Cuando se intenta establecer un hecho verdadero en el espacio de la Otredad, la Otredad se antiproyecta sobre el plano del ser... No es por otra cosa sino porque eso no se puede hacer. Esto está ya fuera de los límites de la razón. Es imposible para el ser establecer un hecho verdadero en el espacio de la Otredad (lo que es imposible para el hombre es posible para Dios... ). Más aún, parece que también sería imposible establecerlo del todo en el plano del ser (en el mundo) al estar la misma cosmología doblada en los dos planos, el del llamado ser (que yo llamo estela del Acto, ya que se dijo que el mismo ser estaba dentro del espacio de la Otredad) y el de la Otredad pura.
Es el Acto el que se da en el Hecho, y no al revés (Dios se da en el Hombre y no el Hombre en Dios...). Por eso es la Sabiduría la que busca su camino a través del lenguaje, y no al revés. El pensamiento (lógico) es todo lo que podemos decir del mundo (del plano del ser). Pero la proposición pertenece a dos planos, el Ser y la Otredad. Así que la verdad lógica solo puede ser lenguaje de Sabiduría si produce Devenir (los conservadores dirán que cuando la verdad lógica pueda ser establecida como Absoluto... de eso se encargan los sacerdotes). La verdad lógica por sí misma no es capaz de producir Sabiduría, pero sí al revés.
Cuando el signo proposicional es Hecho y Acto, entonces es cuando se habla con Sabiduría... Esa es la nube de Moisés.
Aún así establecer Hechos verdaderos en el espacio de la Otredad se hace a diario. Esta es la mecánica de la Antiproyección. Por este motivo es propio de los creyentes verdaderos fugar de la moral trascendentalizada. Este tipo de morales son morales naturales, entre las que están las leyes en las formas de organización social.
Otorgar valor veritativo a una proposición metalógica (por ejemplo: *a Dios le disgustan las adúlteras*) se hace generalmente por miedo o por interés. Con este tipo de dinámicas se paraliza el Devenir. Bien es verdad que se vive más comodamente, porque la psiche sufre menos; necesita menos esfuerzo de comprensión... Más o menos es como abandonar el Camino del Desierto, adelantándose a uno mismo la Tierra prometida... (cualquiera le dice uno a la multitud de antiproyectados que el Dios verdadero sigue andando)
Pero centrando algo más este asunto podríamos decir: que mientras que Dios es Devenido por el hombre, aún así Dios Deviene. Estas dos cosas pasan porque:

- La libertad de Dios y del Hombre son la misma,
- El plano del ser y el de la Otredad comparten un eje de ser.
Si el hombre no Deviene, de cualquier modo Dios Deviene, porque es Acto en sí. Pero visto respecto al devenimiento redimido del hombre (sana cosmología), en el caso del creyente este devenimiento de Dios hace que la Fe sea obligatoria. Un no creyente que no deviene es igual que un creyente que no deviene... Por eso no es importante la Fe, sino el Devenir (... Señor, ¿cuándo hice yo esas cosas?)

Saltar el charco

Para que una doctrina sea deviniente tiene que ser capaz de serlo en una cosmología individual: debe des-trascendentalizar la moral asociada a esa doctrina, y de algún modo debe dejar de ser universal para remitirse a la libertad salvaje interior... Dios sigue estando en el interior. No ha salido al exterior ni saldrá para pasear por el plano del ser. Las doctrinas son las estelas de los actos dados en las multiplicidades del ser, tomados como una media. Sirven para la comunidad, pero no para Dios. Por eso decía Pablo de Tarso que la ley (más allá de la ley solo está la libertad salvaje interior) solo sirve para el conocimiento del pecado. Si hubiese sido valiente no habría proclamado tanto la lenitividad de la fe cuanto la angustia.
Pocas doctrinas pueden cumplir esto, pero si las hubiese serían la señal más esperanzada del fin deviniente de la Historia.
Kant apelaba constantemente a la validez universal para desarrollar su teoría moral. Lo malo es que esa validez es una media de las estelas de los actos individuales, devinientes o antiproyectados, o sea, una media ambivalente. Ya por esto no es universal. Menos aún lo es porque la validez es solo individual, que es donde está el charco de la Angustia que hay que saltar para darle la mano a Dios.
Los defensores a ultranza de doctrina están asustados. Les asusta Dios y el Hombre.

Estado de cosas (un momento)


(1)

Un momento en el plano del ser es un estado de cosas. Los estados de cosas informan a las cosmologías individuales. Los acuerdos entre personas son hechos naturales. No todos los hechos generan Actos. Solo una parte de ellos generan Acto trascendental. No se sabe cuál sea ese Acto para un hecho en concreto o al revés. Solo se sabe que el AP está *Actuando* por Jesús de Nazaret. La moral en acto es la que contiene al Acto y a todos los hechos. Los antiproyectados suplantan esta moral angustiosa por la trascendentalizada. Cuando falta la moral en el Acto=hecho, la pone Jesús de Nazaret. Los estados de cosas pueden ser:

  • Naturaleza: La totalidad de hechos (mundo), que contiene a todos los hechos con Acto y sin Acto,
  • Estado de cosas metalógico: deviniente o antiproyectado, según que el vector predominante sea mayor o menor de 45º.
Los estados de cosas generan contratos entre hombres, o con Dios (antiproyección). El estado de cosas de un A.P. dependerá del contrato que haya hecho con Dios o que le haya sido impuesto (otra variante de la pobreza irredenta), y el del deviniente dependerá del contrato que haya hecho con el hombre: Dos mundos metalógicos y un solo estado de cosas (mundo real). Es más fácil que haya comunidades antiproyectadas puras que devinientes puras, ya que los antiproyectados pastorean el ser (suman los vectores de devenimiento proyectado o antiproyectado. Esta suma la hace la moral trascendentalizada o doctrina...). Puede haber comunidades devinientes puras si le interesa a la naturaleza por algún motivo.

Puede haber verdadera o falsa antiproyeción: si el valor práctico de las cláusulas del contrato con Dios coinciden o no con un contrato puro con el hombre. Al contrario también: Uno es un falso pagano (por ejemplo un católico deviniente), el otro es un falso deviniente (por ejemplo un progresista conservador)... pero esto es solo casuística. Estos son síntomas de que la verdad metalógica (verdad lógica + verdad metafísica) no es deudora de la cosmología (podría decirse que en cierto sentido es *oportunista*). Por estos síntomas también puede hablarse de la política como de la naturaleza.

Antiproyectar es confundir la Historia con la naturaleza de modo que un estado de cosas, que informa a la cosmología individual, es llamado hecho histórico.

Si la Historia Total es el paso de la Otredad, solo hay un estado de cosas metalógico que será tomado como proposición tautológica alfa o beta. Nuestro conocimiento comprende las tautologías porque está medio hundido en la Otredad. Puede pensar en el ser y fuera del ser.

La complejidad es un hecho metalógico en el estado de cosas, es un dato para la cosmología. La verdad es perpendicular a la complejidad... Una proporcionalidad directa sería pastorear. Todo depende de lo que la Ley profética demande en el Acto trascendental.

Algunos intentos de tomar a la naturaleza de la política como predecible a través de proposiciones son los propuestos en las teorías de la complejidad y la autopoiesis del conocimiento. Los ejemplos de abajo son vistos como una suculenta perspectiva para los que pretenden pastorear el ser (para comer de ellos). Pero a mí me da por pensar que el sentido de las proposiciones es incluso anterior (a priori / Intuición Divina) al proceso de figuración... :

I(t)=dC(t)/dt
Donde:
I(t): Función Información
C(t): Función Conocimiento
***************************************
Sobre esta base, creemos que la información sería la función resultante de una superposición de múltiples funciones que varían de manera sinusoidal en un determinado espacio-tiempo. Enseguida, y para terminar, exponemos una expresión tentativa de este concepto tan amplio:
I(t)=Io*sen(Kx-Wt)
Esta definición sugiere que la información es una variación alterna que describe el desarrollo de la organización de un sistema cognitivo en un determinado espacio-tiempo, y considera que:
Io se relaciona con la componente pragmática
Kx se relaciona con la componente sintáctica
Wt se relaciona con la componente semántica
*****************************************

(1) En el dibujo 2º se pueden ver las lamas de colores que representan cosmologías individuales. El movimiento del estado de cosas hace que la foto fija se diluya en una mezcla de colores, a modo de tormenta... Hegel habla de la conciencia observadora en tres momentos: observar la naturaleza, observar la autoconciencia, observar la relación de ambas en la inmediatez... (Eusebi colomer, Historia de la Ffía II, EL PENSAMIENTO ALEMÁN. DE KANT A HEIDEGGER. Cap. VII, Fenomenología del espíritu apartado b). Este movimiento de colores Hegel lo explica diciendo: *el mundo determina lo que es el individuo en la medida que el individuo determina lo que es para él su mundo*. La individualidad es a la vez ser dado y ser construido... Delimitar cada campo (cuánto dado / cuánto construido) dice Hegel que no es posible por la contradicción viva de tal realidad.

Una contradicción parecida podría decirse del otro desdoblamiento (trivalencia): el hundimiento de la cosmología en la Otredad. La ley profética viene a enredar esta contradicción con un tercer término:

  • Ser dado
  • Ser construido
  • Ser devenido (o ser profeta)

Este tercer término es el que pone los grados de devenimiento: (cuánto dado / cuánto construido / cuánto devenido)
O sea, un hecho=Acto tiene siempre tres variables (dado, construido, devenido); y un hecho=hecho tiene solo dos (dado, construido). Si no, no cabe Dios, o el Dios es falso.

************************************************
Una vez que los sucesos están dominados por la autoconciencia, el concepto de universalidad está constreñido en la identidad materia=espíritu contingente (I(t)=dC(t)/dt); y el grado de asimilación de complejidad, por la expansión del ontomotor hasta su infinito es lo que está dando naturaleza verdadera a esa universalidad. La Universalidad se identifica así con la contingencia; así como el devenir: El devenir nace de la contingencia. Una universalidad ideal, por encima de la contingencia, es antiproyección; es huir de la vergüenza (ese sitio poco dócil de los hechos). La contingencia misma, la universalidad misma se enferma de devenimiento o antiproyección porque el modo de figuración es contingente. Según el modo de figuración, la fe es contingente, sometida a otras potencias superiores, como las del Dios y hombre en devenir... Una definición adecuada del hombre es el contenido de la verdadera fe.

Enterrar a los muertos (O cambiar el hecho por la idea)

Para la materia=espíritu el hecho es el verdadero contenedor del Espíritu Santo en la individuación pura y en la libertad salvaje interior. Es el verdadero Sagrario porque contiene al Acto (allanad el camino...) Una cosmología de contrato con Dios necesita suplantar el hecho para gestionar adecuadamente las categorías de pensamiento (1) (los antiproyectados no ponen hechos). El mundo entero les está antiproyectado. El hecho queda suplantado por una distancia a Dios en el plano del ser. Esta distancia es intercambiable por muchos tipos de valores y la moral puede dar cualquier resultado deseado (los antiproyectados han hurtado la moral al Acto=hecho al trascendentalizarla). Esto es precisamente lo que la Ley Profética impide al obligar al hecho a ser receptáculo de Dios: Cuando el hecho no lo contiene, Dios lo pone en el hombre en forma de valor o Devenir (perdón, reconocimiento, reconciliación, etc.) Así es imposible que la fe sustituya un valor dado por la Ley Profética. Cuando este valor no interesa al siervo o al señor de Hegel, ambos antiproyectan para poderlo sustituir por el que les interesa, al uno para depredar y al otro para ser libre por la servidumbre...)
Este valor dado se dice siempre como una tautología o una contradicción alfa (pongamos que una contradicción es una clase de tautología: me da lo mismo decir A=A que A=no A ó -A...) Una combinación tautológica o contradictoria de hecho, idea y valor forma una analogía del Hombre en Dios, que es el Devenir de Dios en el Hombre. Este es el metalenguaje (que para Wittgenstein es una especie de mudez mística... pero que realmente no es así). Esta es la mecánica del Acto.
Sí es necesario engordar las cosmologías. La idea vale para esto, pero solo como un recurso para el Acto. Devenir por la idea es usar la idea como arado y no como espada, para romper la tierra del absoluto que se endurece más y más con la debilidad. Devenir con la idea es apuntar la idea hacia la multiplicidad (es como asomar el ojo sobre la superficie del océano del ser). La materia=espíritu para la percepción es absoluta y débil. Es el resto mortal (dejad que los muertos entierren a sus muertos).
Nuestra parte de cosmología hundida en la Otredad es la de *super-hombre*.
(1) Hegel pensaba que este era una parte del esforzado, honrado y limpio camino hacia la razón pura cuando hablaba de la razón observadora, para la que las cosas solo tienen verdad como conceptos. Parecería que está hablando del amanecer de un pajarillo a un nuevo día, pero mucho me temo que se trata de los rituales y ademanes previos a la depredación. Al fin y al cabo Dios Deviene en y a pesar de un depredador.

Los tres ejes



 
  • El plano DD (dado, devenido) es el responsable de la multiplicidad,
  • El plano CD (construido, devenido) es el responsable de la profecía,
  • El plano DC (dado, construido) es el plano del ser, mundo-naturaleza-cosmología-comunidad-etc.
Estas de arriba son las tres proyecciones principales, que establecen toda una dinámica metafísica: si falta una o falta otra; si se abate o se proyecta...

Se supone que antiproyectar es quitar el eje de devenimiento, o más bien proyectar todo sobre el plano DC. Lo que se llama giro correspondería a la deformación que es necesario hacer en las cosmologías para poder proyectar la Otredad sobre el plano del ser. Es una deformación obligada (cambiar de sitio en las viñetas las potencias del alma, ya que están obligadas a un solo sitio por el imperativo categórico de santidad. Algo así como que el ontomotor solo funciona de una manera. Por eso dos profetas son iguales, y siempre lo serán).

La encarnación de Dios se establece por los planos CD y DD. La salvación se da en el origen (0,0,0) (el Acto, que es el hecho + devenir: un plano más un eje, o sea un espacio).

El plano DD habla del hecho + devenimiento, que es la acción en la parte oculta del mundo; el hecho escatológico y presente: La categoría ética o moral como categoría del ser no lo es todo; eso es lo que se contemplaría en el plano DC solamente. Una cosmología deviniente debe tener en cuenta la naturaleza profética del hecho, que es lo que deviene la libertad salvaje interior en una vuelta del ciclo del ontomotor (2ª imagen). Este plano también dice que la multiplicidad es Misterio, y que no se pueden medir distancias absolutas entre seres, salvo que se antiproyecte.

 
Una cita pertinente puede ser esta de Hegel: *Este orden es el curso del mundo, la apariencia de una marcha permanente, que solo es una universalidad supuesta y cuyo contenido es más bien el juego inesencial del afianzamiento y disolución de los individuos singulares*...

Si nos movemos un poco hacia el plano del superser (CD) podríamos contemplar la multiplicidad como Misterio. Para una cosmología individual la función o la curva en el plano DD es un segmento (una cota de dado y una variable de % de devenimiento hasta la hora de la muerte. Esto quiere decir que hay muchos que se quedarían en solo *dado*: un punto inmóvil en espacio de Dios o la Otredad, que coincidiría con el mismo plano del ser (plano DC) al ser su cota de devenimiento igual a cero y tendría que ser rescatado por Jesús de Nazaret, que pondría el devenimiento. Si ponemos a todos los nacidos en fila y sus grados de devenimiento, sale una curva. Donde esa curva corta al plano del ser el devenir es cero. Da igual que en el desarrollo del hombre se considere a un sabio o a un australopiteco. A Dios eso le da igual (no por la dureza de los corazones de los padres dejó Jesús de Nazaret de devenir a Dios).

La universalidad es una ley de la multiplicidad, es una curva normal al plano del ser: Es un valor profético si ese dato (valor que la curva de universalidad externa al plano del ser tiene cuando pasa por mi cosmología individual) se cumple en devenir en la libertad salvaje interior. Como tal universalidad no tiene ningún *espacio continuo* donde poderse manifestar en el mundo visible. La ley de la multiplicidad externa al hombre (la naturaleza) y su universalidad correspondiente es una curva en el plano DC, pero entre puntos externos al hombre (los espacios que quedan entre las bolitas de los actos individuales). Al hombre le sirven de soporte (leyes físicas por ejemplo). Estos espacios están destinados a desaparecer por descolocación (ver la imagen de abajo). El ser desaparece con inocencia por la acción de Dios y de los devinientes. Cualquier otra desaparición del ser es pecado y fruto del pecado (la antiproyección), porque es la desaparición del ser sin devenir (sin descolocación de la cosmología).

Cómo choca Dios

Hace poco me encontré con un antiguo amigo y sacerdote, me dio un abrazo, que era un ademán de concitación para la depredación. Me dijo que estábamos pasando momentos extraños... Ni siquiera sabía que estaba depredando. Actualmente hay una lucha entre depredadores antiproyectados. Es una tormenta natural. Los devinientes no deben hacer otra cosa ante esto que cumplir con la Ley profética: pobreza eficiente y multiplicidad por el ser del hombre).

Curvas deviniente y vital


Al imperativo categórico de santidad o imperativo profético se le podría acusar de ser *una conciencia cierta aplicada al obrar propio e inmediato, despreciando autoridades superiores, de modo que pareciese que nunca se podría errar inculpablemente* (diccionario de filosofía de Walter Bruger, Ed. Herder)...
Este imperativo no se recibe tangentemente al plano del ser, sino perpendicularmente, donde coinciden la libertad de Dios con la libertad salvaje interior. En nuestro caso, el imperio de la Ley Profética se reduce solo al Acto. La ley profética no circula por dos curvas a la vez (la deviniente y la vital), sino solo por la deviniente, que es tangente a la vital en el Acto. En estas circunstancias sí se puede decir que es imposible que las dos curvas se toquen sin producir devenir.

Aunque la libertad del hombre no esté bien informada porque posee en el hecho inmediato una conciencia errónea, hay algo en la conciencia errónea que la hace compatible con el devenir. Puede ser cualquier cosa, incluidos el Ethos y/o el valor subjetivo-objetivo de lo moral. Recordemos que la verdad metalógica es oportunista. A esa coincidencia es a lo que se le llama Sabiduría. Por estos síntomas se puede ver que el oportunismo lo está poniendo Dios (o la Otredad). Recordemos a aquellos que echaban demonios en nombre de Jesús de Nazaret, y Jesús lo dejó pasar sin problemas. Este descontrol es así a pesar de la ley , el ethos y la costumbre, que no dejan de ser Acto pasado, estela del Acto, que funciona como paisaje, o más bien como meteoro que dibuja una distribución del *espacio de hechos* (espacio deviniente o antiproyectado, según la forma de punteo). Un ejemplo es el amor de la madre verdadera en la parábola de Salomón, aunque en este caso el valor objetivo y subjetivo de lo moral son buenos. Hay casos en los que esto no tiene por qué ser así, al igual que, en caso contrario, se puede hacer un mal cumpliendo con el ethos, el objeto moral y la intención moral. Estos saltos de sentido están marcando realmente saltos desde el espacio de Dios al del ser y al contrario. Esto es, son síntomas de que la *forma lógica* de los hechos está deviniendo o antiproyectando. Se está pescando a Dios, o nadando con Él.

Si no fuese así, el conocimiento de Dios dependería del estudio, y ganar la libertad de Dios o la santidad sería una oposición; conocer sería auditar, idea esta muy aplicada (actitud-Acto-hecho) en la socio-política conservadora; mientras tanto son infinitos los eventos por los que la conciencia moral se pone a prueba.

Esta sabiduría de lo perpendicular al ser puede practicarse y aprenderse. Es cierta curva en el plano dado-construido, por donde circula el eje de la Otredad, el Devenir o Dios, en una cosmología individual. Para la multiplicidad existe lo mismo, pero como abstracción (un diagrama de dispersión). ¿Que pasa con la curva de un antiproyectado? Pues que al emitir resultados de su cosmología aplastados sobre el plano del ser, el vector antideviniente también lo está, y no hay manera de que circule ningún vector deviniente por ahí... salvo que otro ponga el Devenir por tí (recordamos aquello de que se justifica el infiel por el fiel). Simplemente sus curvas no están atraidas por el Acto (partícula u honda asociada a la gravedad de Dios o de lo eterno). Digamoslo así: que no les afecta el campo gravitatorio de lo eterno. Por eso la teoría moral es una teoría de la relatividad moral. Para los que no tienen la suerte de ser justificados por un fiel (un deviniente) está Jesús de Nazaret, que es el que tiene que fagocitar a los antidevinientes, y no al contrario como se enseña por ahí... (Alguien debe circular por esa curva a 90º obligatoriamente (no creo que Jesús deje que nada se pierda). Se puede decir que la curva deviniente *tira* de la curva vital. Y la de Jesús tira de la de los antiproyectados. Este es el campo gravitatorio que emana del Misterio.


Si quieres, vuelve esta proposición hacia tu sentido y di que tú eres el deviniente y yo el antiproyectado, pero mira a ver si puedes destruir el ser y su cosmología, o solo el ser. Si solo puedes hacer lo segundo, el antiproyectado eres tú (no temáis a los que matan el cuerpo=materia=espíritu, sino al que tiene poder de mandaros a la ... Gehenna)

Si os fijáis, la curva CD se proyecta como una curva DC, y no se *ve* (por eso hay que decir que el Acto es *Misterioso*).

La curva deviniente es función de los hechos y del sentido de los hechos: de la proposición y su sentido. Es una curva de Actos y tautologías alfa. En el caso de Jesús de Nazaret, las dos curvas coincidían totalmente, que es lo que lo igualaba con Dios totalmente. La curva vital es secante. Es el mismo principio: el devenir se aplica a una cosmología particular en su libertad salvaje interior, independientemente de la brillantez de la conciencia o de lo gorda que sea la cosmología.

Todo esto impide la moral determinista y habla de la moral social o comunitaria como una moral oportunista, de oportunismo natural, por muy congruente, justa o absoluta que aparezca a los ojos del entendimiento.

Para devenir, el *ver* debe estar abierto al Misterio y no solo a la eficacia y la eficiencia (las ciencias ocultas son pobreza irredenta. Yo no hablo de ese tipo de misterios). Siempre hay algo más allá. El encaje no debe ser de la libertad salvaje interior hacia la moral, sino de esa moral en mí. Este muro impenetrable es el que separa un ser de otro en el espacio de la Otredad o seno de Dios. SER-------OTREDAD--------SER. Para uso social hay que proyectar esto al plano del ser (todos proyectamos. Yo al escribir estas cosas también. La resultante es una media proyectada en alguno de los dos sentidos ya conocidos, con o sin devenimiento, y con más o menos encaje en el ulterior devenir natural de la Historia, o mejor, de comunidades dentro de la Historia...

Sobre la formación de ua conciencia cierta: hay que informar. Cosa que se hace denodadamente:

  • Los antiproyectados para instituir su moral trascendentalizada de modo que suplante la moral en Acto.
    • Siempre hay una regla o alguien a quién preguntar (a esto lo llaman *fundamentos*)
    • *actitud* ciega,
    • Pensamiento cierto (conocer es auditar),
    • Se pregunta antes,
    • Economía tabulada del conocimiento,
    • Ocultación de la Información crítica (ocultación de la curva resultante del diagrama de dispersión de la moral deviniente, o curva social deviniente. Esto se suele hacer por métodos sofísticos o incluso por la negación directa)
    • Defensa de lo privado.
  • Los devinientes en la búsqueda de la curva deviniente (por gravedad).
      Se pregunta después,
    • Librepensamiento (conocer es desconocer),
    • Economía no tabulada del conocimiento,
    • Libertad de información (difusión de la información crítica,
    • Defensa de lo público...
    Por la misma analogía, toda esta aparente verdad en el plano del ver no valdría nada para juzgar individuos. Solo puedo juzgar la media social resultante respecto a mi libertad salvaje interior (el problema de los jueces). En teoría estaría prohibido también en política aplicar una moral antiproyectada.

    Hay que acordar y no imponer... con las salvedades que correspondan. La coincidencia de las curvas no emite una casuística, sino un resultado derivado del amor. Si su amor es una casuística es que usted está antiproyectado.

    ¿Y la ley de Dios?.. Pues marcaría los 45º del ángulo de devenimiento. A partir de ahí solo quedan dos caminos: la riqueza o la pobreza como camino de la vida. Como *forma lógica* de la naturaleza de Dios. Este es el problema: saber cómo mi curva vital conjuga estas dos proposiciones y por qué.

Ética de Wittgenstein

Wittgenstein ha definido la ética desde dentro porque la verdad o falsedad de la figura lógica consiste en el acuerdo o desacuerdo de su sentido con la realidad. Para definirla desde fuera la figura debe ser la metalógica, con acuerdo o desacuerdo con la Otredad o con el Devenir, pero esto no se puede saber. Este es el principio de humildad: que el Acto toca el hecho, como la figura lógica toca a la realidad (Wittgenstein 2.1511). Son ideas similares: una desde dentro del ojo y la otra desde fuera del ojo (del ser al Misterio, o desde el Misterio hacia el ser). Podría decirse que la figura lógica de Wittgenstein está más cerca de la figura lógica antiproyectada que de la deviniente, que tiene su sentido fuera del ser. Lo más que se atrevía Wittgenstein a decir de la figuración alfa es que de lo que no se puede hablar, hay que callar... 2.171: *La figura puede figurar cualquier realidad cuya forma tenga: la espacial, lo espacial, la cromática, lo cromático...*. Si de lo metafísico no se puede hablar, no se puede figurar, así que no puedo hacer una representación gráfica de un estado de cosas metalógico o metafísico... Pero yo lo voy a intentar aún así: Vamos a decir como en witt. 3.032 * si puedo representarlo, es que es posible*... así que es muy probable que haya hechos metafísicos conectados con la proposición lógica a través de una forma de figuración distinta de la interna de Wittgenstein... Si el lomo parabólico de la superficie cuadrática que determina la curva deviniente en el espacio de la otredad la cortamos por el plano del ser, se determina una sección elíptica, que mirada desde un punto interior aparece como un horizonte, que es lo místico de Wittgenstein,. mientras que visto desde fuera del ser aparecería como una elipse... Igual que cuando Einstein definió la gravedad como una curvatura. (Se que según mi tipo de representación de hechos metalógicos o metafísicos, en realidad el deviniente pasea *por encima* o *sobre* la superficie deviniente, mientras que el actiproyectado lo hace sobre la curva vital, que está en el plano tangente a la superficie deviniente, pero ya es bastante intentar hablar de lo que no se puede con el lenguaje mudo de la lógica...) Seguro que no te daré la formula, pero es probable que te esté dando la figura en sus puntos de conexión con la realidad (witt. 2.1511). La solución no es decir que digo cosas ilógicas, sino super-lógicas.

¿Cómo podría ser posible que, como yo digo y parece ser que también dice Wittgenstein (6.13) la lógica y su capacidad para estructurar el mundo desde el lenguaje fuese capaz de ser trascendente, si la usamos día a día? Es evidente que el hablar está doblado hacia la Otredad: La lógica estructura el mundo desde dentro y la superlógica desde fuera. La superlógica es la que permite que las tautologías puedan ser de dos formas diferentes, la alfa y la beta. Por eso el mundo se divide en progresistas y conservadores, falsos y verdaderos (me faltaba poner esto último). En este párrafo se puede ver cómo la proposición se dobla sobre el Acto en dos espacios: el estructuralismo lógico y el supersentido... Si el Acto no doblase el plano del ser, no podría ser una partícula asociada al devenir... como le pasa a la "teórica" partícula gravitatoria.

El sentido hace el 8 del signo del infinito... Pasa por el Acto hacia el ser y dibuja el mundo lógico, da la vuelta y pasa de nuevo por el Acto para el superlógico. El primero da un sentido mecánico relativo al hecho (verdadero-falso), y el segundo da el sentido absoluto (verdadero-falso por deviniente o antiproyectado)... Parece ser que sí, que la Verdad Absoluta es proposicionable, pero solo a través del sentido de la proposición: no el sentido lógico, sino el superlógico (no a través del lenguaje lógico sobre los hechos sino a través de un metalenguaje o un sentido escondido en la proposición... No se de qué manera se conecta con los hechos, ya que me parece que tampoco es una casuística...)


 
El uso de la idea de Dios para el proceso de pensamiento-sustitución-analogía, no se si es el dato de un proceso a posteriori, o es que es el proceso a priori mismo. Algo así como la lógica supertrascendente (ya que la lógica ya es trascendente por sí... pero su trascendencia no supera el hrizonte de lo dado-construido.... Seguramente es la lógica de lo construido-devenido.

un paseo por el pensamiento, visto desde arriba

(Witt. 6.111) Si yo digo que hay dos formas generales de la proposición, estoy diciendo que una es falsa y otra verdadera, y que Dios proposiciona según una de ellas y no según la otra, para no ser un Dios infame. Que la proposición tiene dos relaciones proyectivas al mundo: una la deviniente y otra la antiproyectada, que NO son iguales que la relación proyectiva lógica que estructura el pensamiento desde el plano del ser (el límite místico de Wittgenstein es un límite físico-lógico-mecánico. Es una relación inerte (verdadero-falso) con los hechos a través de objetos). La relación proyectiva de una tautología alfa o beta es una relación proyectiva NO inerte, y se realaciona con los hechos de modo distinto. Los objetos le dan igual. Por ejemplo, en la antiproyección se usa la fe para hacer congruente una curva vital salvaje con una deviniente. Lo salvaje siempre es miedo al Dios Verdadero, al hombre y al sustento... y cosas de esas. En estos casos la fe es necesaria para la relación proyectiva al mundo, incluida la lógica... Este es el principio de la sofística política. Antes de pillar al cojo hay que saber quién es. El estudio de la antiproyección *puede* ser un medio. El dibujito de arriba es ambivalente: Bartolo puede ser conservador o progresista... Hay que ver cuál de las dos tiene UNA SALIDA (alfa-beta) hacia la riqueza o hacia la pobreza. Esta será la naturaleza básica (la estructura súper-lógica) de la proposición en su relación PROYECTIVA alfa o beta, salvífica o condenada y condenante...

Explicaciones a la figura metalógica

Un ejemplo de tautología beta es: *Dios se hizo hombre... y paseaba por la calle*

Un ejemplo de tautología alfa es: *Dios se hizo Dios y devino en un hombre que paseaba por la calle*

Dios solo pasea por la curva deviniente

Si la cosmología individual está doblada, lo están la Verdad y la Fe. Decir otra cosa sería antiproyectar, o trascendentalizar la Verdad, que es lo mismo que hacer que el sujeto pertenezca al mundo (Witt. 5.6.3.2).

La totalidad humano-divina solo atenta contra la conciencia del creyente antiproyectado (o superpagano). Lo absoluto de la Divinidad no es ningún dato interesante, sino su movimiento.

El carácter absoluto de la Divinidad solo sirve para el pensamiento; para el lenguaje lógico en el proceso de analogía, pero no para el super-sentido (el sentido) de la proposición como una tautología alfa o beta. El carácter alfa o beta no lo da un Dios absoluto de esos, al que hay que tratar como un inexistente (o un hecho negativo Witt. 2.06) sino la forma de puntear los hechos por medio del lenguaje, y eso solo lo puede hacer el hombre. La Revelación se hace así. Si la Revelación fuese un lenguaje derivado del Absoluto con carta de naturaleza (sin pasar por el Acto), se mostraría claramente al entendimiento (y sería un hecho positivo) fuese cual fuese la cosmología individual. Lo Absoluto sigue siendo un dato para la cosmología individual (conciencia / autoconciencia) y es incapaz de mostrarse articular para la comunidad. El Absoluto se deja llevar por el viento de la antiproyección como cualquier otro meteoro de esta. El problema de la Verdad es el problema del Absoluto, que hay que restringirlos a la conciencia, a la contingencia (el mundo es mi mundo, Witt. 5.6.2-5.6.4.1). Apelar a un Dios trascendente para solucionar este problemilla es antiproyectar. Antes bien, lo que hay que hacer es solucionar esto con la parte escondida de la conciencia donde Dios es una función de la conciencia: Dios es una función cúbica para los devinientes y cuadrada para los antiproyectados (están agachados debajo del cubo trascendental, en el plano del ser: están *planchados*, y son peligrosos por ello). No se por qué va a ser un problema la contingencia. Ni para Jesús era un estorbo, ni tenía poderes especiales. Dios no es un taumaturgo. A poco que nos fijemos, vemos a un Jesús pobre y contingente (con el asco que nos da eso). Que Dios sea absoluto o infinito es un atributo de segundo nivel. El movimiento es siempre de lo contingente a lo Absoluto y no al revés... Lo contrario sería viajar en el tiempo hacia atrás (el tiempo es una figura del Devenir. Si el tiempo es un objeto o un pseudo-concepto y hay que mencionarlo en conexión con alguna propiedad definida, esta es el Devenir (eje de lo devenido). Igual pasaría con el movimiento (que está en lo dado-construido)). Dios es pobre por su propio movimiento (ese es el rastro que deja el Devenir en el plano del ser a los ojos (y el oído) del deviniente). Precisamente es por esto que Dios es Hombre. Dios no se hizo hombre, se hizo Dios en el Hombre. La Voluntad Universal tiene de vehículo a la particular y la acción solo obra en lo determinado (Hegel). La Ley profética Universal no puede dar un Acto comunitario. Esto es un Hecho negativo... La ley profética pasa entre los huecos que los Actos individuales dejan entre sí.... Para que la multiplicidad de un Acto el espacio entre seres de la multiplicidad debería ser igual a cero, o tener un valor constante... en cuyo caso coincidiría con solo uno. Como esto es obligatorio para el no deviniente, este solo uno debe ser Jesús de Nazaret (uno deviene por *casi* todos. Para Elías no hubo necesidad). Jesús de Nazaret es la única multiplicidad donde se da un Acto, pero a tí no te excusa del tuyo, aunque seas un antiproyectado... Como pase por tu lado y te pida que tires lo tuyo a los pobres, veremos.

Un ejemplo de tautología alfa es: *vosotros siendo malos dais cosas buenas a vuestros hijos*.

*De la abundancia del corazón habla la boca*: El supersentido es el sentido metalógico de la proposición, el significado de la autoconciencia deviniente o antiproyectada. Es anterior al lenguaje. Proviene del Acto.

Terminar...

Ética de Wittgenstein II

(Witt. 6.113) ... Y del mismo modo, que no pueda reconocerse en la sola proposición la verdad o falsedad de las proposiciones no lógicas, es también uno de los hechos más importantes.
Este y no otro es el límite del mundo, el verdadero horizonte místico de Wittgenstein y de Periquito de los palotes: Que el pensamiento deviene y solo puede devenir como semilla de Verdad.
La ley profética o Ley del Amor atrae hacia sí la curva vital desde la Libertad salvaje interior, con el sentido general de la proposicíón no lógica como un sentido hacia la pobreza redimida. Este es Dios andando.
Para des-Gracia de los aterrorizados conservadores, Dios no se está quieto *nunca* (nunca mejor dicho).
Contra esto tienen que decir que Dios se muestra claramente en el pensamiento como Dios Absoluto, de modo que queda determinada toda la opinión (doxa) y el sentido metalógico de todas las proposiciones (que es antiproyectar la metalógica a la lógica). Es necesario obligar y fijar una Verdad Hecho-Doxa a través de definiciones o aprioris como el de la *infalibilidad*, que, al verse desbordada por el desarrollo natural del Devenir (Dios habla de lo que la filosofía tiene aún que rescatar) elude o contrarresta la contradicción con la negación inicial y la absorción lenta, mientras se recluye la dialéctica en la urna de un supuesto *Misterio* formado por un marasmo de pensamiento complejo (la comida de las gallinas). De todo esto hay algo que no se puede esconder, y esto es el Rabo del Diablo. En ese rabo hay una campanita que repite sin cesar *Dios es rico, Dios es rico, Dios es Rico; soy rico, soy rico, soy rico...*

What you see is what you get

Yo he contratado precisamente una eficacia y eficiencia: la ejecución de una especificación operativa y unos resultados. Para ello usaré los recursos más apropiados a este respecto. Dios no entra a formar parte de esto. ¿Qué quiere decir usted con ese juego de lenguaje? Quiero decir que en ese contrato lo importante no es cómo va a cumplir esta especificación, sino cómo y cuándo va a dejar de cumplirla para darle paso a la Ley Profética (la que abre el agujero). Ese es el espacio de Dios y está anclado a la realidad como un tumor ramificado. Pero cuando intente hacer eso, verá que no puede (no puede hacer ver claramente el sentido de su acción, ni podrá hacerlo nunca. Tampoco lo hizo Jesús de Nazaret. Solo *mostró* el sentido cuando dijo: por sus Actos los conoceréis); y se dará cuenta que no se pueden mezclar esos mundos porque no se pueden llevar los planos devinientes al plano de lo dado (antiproyección). Verá cómo la multiplicidad que se da a su lado cumple leyes de operación / operatividad concretas *naturales*, determinadas por ecuaciones complejas de movimiento, de tipo tormentoso pero previsibles; que no deja de ser casual por ser previsible y donde la figuración de la realidad parece tener un solo camino. Lo que vulgarmente se llama la existencia, la vida, el mundo visible o el plano del ser.


Usted figura su figuración en términos de éxito y plena concordancia realidad (hechos / mundo)-->percepción / entendimiento-->figuración, sin caer en la cuenta que su figuración figura antes de los hechos y que Dios también figura su figuración (Dios no deja de proporcionarle el sentido de sus proposiciones (sentido radical de la vida) sin estridencias. Pasa por su lado como pasó por el lado del rico cumplidor. Juego de lenguaje, analogía, figuración, autoconciencia, Dios, son las variables determinantes del Acto y de lo místico que se muestra en la proposición (el signo proposicional en su relación proyectiva al mundo, Witt. 3.12). La identidad materia=espíritu tiene bordes difusos, como pasa en los juegos de lenguaje: Traspasa la corporalidad individual por el espacio de la Otredad y de Dios mismo (esta noche estarás cenando conmigo en el Paraíso). Es así como se llega realmente a los otros. La autoconciencia está en Dios, pero puede antiproyectar. Eso no quita la libertad a Dios ni hace que éste hadevinientedevinientega figuraciones malas o erróneas. Las libertades de Dios y del hombre permanecen intactas. El viaje de la antiproyección es un viaje desde el espacio de la Otredad y del Misterio (donde se manifiesta claramente el sentido de la proposición, y que se muestra a la autoconciencia en el Acto deviniente provocando una figuración deviniente) al plano del ser (donde la identidad materia=espíritu tiene bordes difusos y provoca una reacción de pánico que obliga a una correspondencia conmutativa entre: hechos-->percepción-->figuración (what you see is what you get). Como este proceso es el soporte *mecánico* del amor, por eso se dice que los antiproyectados no aman CON el amor de Dios (llegando al otro por el Misterio) sino DEL amor de Dios (amar usando categorías (amar con acepción)). Usted puede categorizar al hombre, pero no puede hacer eso (o solo eso) para amarlo...¿Que esto tiene problemas con el derecho? Pues sí, ¿y qué? También lo tiene con la ética... (Witt 6.43). Verdad es que el producto lógico de dos proposiciones elementales no es una tautología ni una contradicción... Pero esa es solo la ley del movimiento universal de lo dado-construido; pero lo dado construido es en sus límites tautología y contradicción. Si no fuese así, se podría salir del mundo desde el mundo. Y de momento de esto solo hay algo en la autoconciencia y en la acción ( conexión Acto-hecho).


Si la antiproyección es una enfermedad de la autoconciencia por deformación del proceso de figuración, queda afectada la intuición sensible. El pensar, que es un actuar después de la intuición sensible, deja de pertenecer al Misterio y queda inmovilizada por las categorías en el plano del ser. Podríamos decir que es un tipo de locura.

Aunque parezca lo contrario esta es una forma de hablar del yo de una manera no psicológica (Witt. 5.641).

Pensar es comparar, y hay que comparar siempre con un origen: así pongo los puntos de la figuración. En el origen está Dios, por eso es Dios necesario para el proceso de analogía. En la identidad materia=espíritu la intuición de Dios y la del hombre coinciden, conviven. En esta totalidad no se puede separar lo intuitivo de lo intelectual y discursivo, sino que uno va antes que otro. Decir antes es absurdo cuando solo se vive en un misterio llamado momento, pero que es mejor llamarle Acto. Que pensemos por categorías es la parte mecánica-lógica de este proceso. Es en el sentido del uso de las categorías, en el sentido de la proposición elaborada donde se *muestra* qué tipo de figuración estamos usando. Bien las categorías han ensuciado la intuición Divina por antiproyección, dando proposiciones propias de un Dios ordenado (quieto, paralizado, muerto), bien la intuición Divina convive con la contingencia del hombre en la plena libertad de lo desconocido en devenir, dando proposiciones *locas y desordenadas* para las que no se ha pedido un entender previo (... has revelado estas cosas a los sencillos: Es complicadillo esto de ser sencillo ¿no te parece eso a tí, intelectualista?) Esta sí que es la verdadera Vida Loca... (la loca de la casa, llamó Teresa de Jesús a este tipo de imaginación).

El Acto de Aristóteles y el mío

Si en lo moral se lleva el devenir por el acto segundo enteramente al plano del ser, de modo que se sustituye el Misterio aparecido en el Acto segundo por un movimiento previsible o una gradación de lo perfecto a lo imperfecto, o sea, a una especie de gradación del ser, se está midiendo distancia en la Otredad... Y eso es antiproyectar.

singularidad de Prandtl-Glauert

También podríamos decir que es precisamente el hecho el superser (al fin y al cabo, hecho y acto segundo aristotélico son lo mismo o parecido). Me refiero a ese hecho que viene después de la figuración. También podríamos decir que la muerte sí es Acto. Habría que darse una vueltecita por el Monte de los olivos... Parece ser que lo de Jesús fue más una putada que un sacrificio agradable. Debería haber muerto de alzheimer...
Si esto es así, antiproyectar es traer el acto segundo al acto primero, ya que es definir el acto segundo (la operación) por una moral determinada (lo que parece ser que es contradictorio... Y eso solo hablando en términos lógicos; que si hablamos en términos reales, mejor es que nos volvamos locos).
Quizás por eso lo dado-construido es en realidad humo. ¡Ojalá! Eso querría decir que el eje deviniente es único y que los otros dos (el dado y el construido) son una especie de singularidad de Prandtl-Glauert.
De que Dios salva el ser es una prueba el que salva a los malos.

Reivindicar a Dios por la acción

En la operación está el Acto, no la operación en el Acto... Por esta confusión habla la gente de la muerte de Dios, y cosas de esas...

El don de Dios

El ojo del ojo es la conciencia, y el segundo acto segundo (2ºº) la autoconciencia.

La filosofía es la conciencia de la autoconciencia (por eso "p" no vale nada).

La contingencia (por ejemplo la niebla --como dice Feurerbach refiriéndose a la actividad del pensamiento sobre la materia...-- no impide ver el sol que brilla en este valle). El hombre con hambre, filosofa.

La filosofía está muy cerca del imperativo profético, salvo alienación.

La antiproyección es alienación.

Una única proposición "p" soporta esta ambivalencia.

Hay que ver cómo se construye "p" para que muestre su sentido (de lo que no se puede hablar, hay que callar).

La sensibilidad está afectada por la antiproyección o la deviniencia, en una única proposición (un asesino llora tocando el violín; un sacerdote es escrupuloso con las formas respetuosas). Pero esa sensibilidad no muestra el sentido último de la proposición. La sensibilidad es el acto 2º, simplemente. Por eso la estética vale poco; y la ética es humo_-_-_-_-.

No se puede / debe vivir en pecado. Siempre hay que vivir en Gracia (no debo hacer lo que no quiero). El resto de contingencias es lo que Jesús de Nazaret salva.

Una vez que aparece Dios como Novum, hay que otorgárselo al hombre.

...

Ser y Devenir

El Acto atraviesa el hecho y su posibilidad, por eso pone hechos nuevos y sus posibilidades.

La ciudad que habla

Bastante tautológica es ya la estructura lógica del mundo para que la información lo sea a su vez... Cuando la información no es tautológica es política;

(... Política tautológica, claro; pero es la única política que conocemos:

 

- Las categorías no aportan nada a la sensibilidad;
- El mundo es mi mundo;
- ¿Quién de vosotros, a fuerza de cavilar puede añadir a su estatura un solo codo?

 

)

 

El Acto es un Acto político. Dios se alimenta de Acto.

 

// La asepsia informativa solo aumenta el dolor... Es mejor callar lo que no se puede hablar.

 

(De la abundancia del corazón habla la boca... Lo normal es callar ante la presencia de una montaña; y no se puede esconder una ciudad asentada sobre un monte... En ese momento la que habla es la ciudad)

 

La Vida Eterna

¿Todo análisis?, ¿todo síntesis?
El que sean complementarios, es como decir que sean hermanos... nada Trascendente.

Yo prefiero la síntesis para crear un Hombre Nuevo y, sobre todo, un Dios Nuevo.

NOTA: La lógica lo permite todo... Otra vez concluimos con aquello de "nada de Muerte".

(Esto sí que se ve claro que es - La Naturaleza del Acto -)

Ontomotor (o máquina para saltar el infinito)

Ahora nos hartamos de decir que la realidad siempre supera cualquier intento de auscultación científica, metafísica, filosófica... Y esto, que parece verdad, lo constituimos en paradigma... y a vueltas con lo mismo. En poco tiempo ya no vale el paradigma de una realidad inasequible y lo cambiamos por el del método interpretativo, de modo que ya no es importante si la realidad es inasequible o no o debe tener algún tipo de sentido en sí misma, sino el método que la interpreta... Y la realidad es una entidad mocosa y oligofrénica, pacífica en sí misma, anárquica y bestial, antiespiritual; con la presencia rotunda de un toro de carne de dos mil kilos. Una especie de monstruo dócil al ojo y al teorema, pero impredecible en su naturaleza. Con esta premisa, buscar a Dios en la manifestación de la realidad puede llegar a ser algo complicado.
Por el otro lado, hay quien se deja impresionar. Pero solo porque la naturaleza posee algo de imagen de un infinito puro y sin muerte, pacífico y salvado, eterno... Un leve olor a Dios. Es como una eternidad inconclusa.
Es cruel la conciencia y la contemplación de la naturaleza eterna e infinita de lo físico, solo como un rasgo de la cara, cierto aire que dice que sí, que su filiación definitiva no es la que tiene... y que nosotros formamos parte de eso.
En la ciencia pasa mucho (seamos sinceros, pasa siempre) que es ciencia de rol y ciencia de mercado. La conjugación de variables éticas dentro mismo del desarrollo y diseño del cuerpo teórico científico no se lleva a cabo.
Sí se llevaron a cabo en la antigüedad, con las prácticas de alquimia y similares. Ciencia y espíritu se daban un mal abrazo, estorbados por la magia y la religión en su lucha por una definición de Dios. Todavía coleamos con eso. No hemos sabido trasponer a Dios a la ciencia, y no ha entrado en la ecuación misma de la ciencia (medios para el Acto. Ver diagrama-recursos para el Acto). Y mira que es un símbolo con valor como cualquier otro. Valor matemático = cero o infinito. Es cero para restringir la libertad natural, y es infinito en el uso de la libertad Revelada (o sea en la ecuación resuelta). Por eso la ciencia se juzga a sí misma competente para los hechos y no para los valores, como dice Hans Kung.
Meter de nuevo los valores en el negocio (bueno, no de nuevo, casi por primera vez) debe hacerse con cuidado de que no crezca la sospecha o el temor de que acabará como el proyecto de la alquimia. Tiene que ser la nueva revolución del conocimiento. Conjugar símbolos, valores y signos éticos en sus fórmulas... Psé!
Lo malo es que (H.Kung, Existe Dios, p.776) «...la profundidad de una verdad y la seguridad de su aceptación están en proporción inversa. La ciencia vive segura con verdades insignificantes, por muy complicadas que parezcan, como la teoría de la relatividad, pero es balbuciente para verdades profundas». Desde el punto de vista de la personalidad, la ciencia es blandita, flojita, sin carácter. Ése carácter que debe demostrar en lo social. ¿O es que Dios no deja impronta en esos menesteres? Evidentemente sí. Cuando decimos que Dios penetra toda la realidad, es porque de algún modo sabemos que aparece por cualquier parte de la realidad en el quehacer del hombre (eso sí, solo en el quehacer. No creo que la realidad creada tenga mucho interés para Dios, fuera del quehacer del hombre, o del Acto del hombre con el hombre; como queráis llamarlo).
Algunas reflexiones sobre esto:
¿La variable ética puede ser un valor matemático?... Ciertos plazos de fecundación, ciertas concentraciones... Sí, esto puede ser un síntoma de que la ética es tangente a la verdad. La ética puede ser una sombra platónica.
Del gráfico solo podemos decir que ese es el orden de comienzo y funcionamiento más lógico o adecuado. No podríamos decir que la ciencia que va de 2 a 1 sea ciencia buena o que la que va de 1 a 2 sea ciencia mala. Porque todo eso depende del contrato con el hombre...
Por lo que se puede ver en estos diagramas (y en infinidad de referencias del pensamiento clásico y moderno...), el problema de fondo son los modelos de contrato... En estos modelos, Dios no interviene como parte. Realmente, meter a Dios como parte interesada es una corrupción del contrato, ya que Dios no es alguien con el que se puedan establecer Actos (casos, como dice Wittgenstein). Es un Inefable. Dios se alegra por la conversión de un injusto, pero no entra a las cláusulas del contrato del hombre con el hombre. Dios habla al hombre con palabras de hombre y al modo humano... Insistimos en la idea de Dios como oportunidad y devenir del Acto del hombre con el hombre.
Un diagrama de este estilo puede usarse con fines muy dispares, dependiendo del modelo de contrato. Estos modelos de contrato en realidad no dependen de las definiciones de Dios o del mundo, aunque en la realidad se establecen así*... Por eso todos estamos sometidos a la misericordia. Un contrato en condiciones debe ser un Inefable. De otro modo no habría recursos que funcionasen para el Acto desde el Inefable Dios (la sabiduría, la habilidad y los reflejos con la Otredad o Dios...) ni el Acto devendría a Dios, ni en el % de cumplimiento del contrato habría indicado ninguna cantidad de cambio o Metanoia, ni mi visión del mundo o mi visión de Dios avanzarían en el salto al infinito... Vuelta y vuelta, cada vez más fuerte, para saltar el espacio infinito que me separa de Dios.
*La conjugación del principio de verdad en el lenguaje está por hacer. Del otro lado, la endoconjugación del lenguaje para crear una imagen de Dios adecuada al interés es lo que siempre se hace...
La ciencia es lenguaje. Tener fe dogmática en la ciencia es tener fe dogmática en el lenguaje. Un lenguaje es una explicación del mundo y del hombre. Tener fe en una explicación del mundo es contrario a la Verdad Revelada. La Verdad se da en el Acto, y el Acto no es un lenguaje, es el punto de encuentro con la Verdad. ¿Cómo puede el científico sentirse competente para los hechos? No puede hacer tampoco esto.

La nube de Moisés

La Materia es el Acto del Espíritu de Dios. Por eso me cuesta tanto trabajo ver materia. O veo Acto, o veo Espíritu.

El principio de humildad

Dios deviene al conocimiento para todos los hombres. También para los que se dicen creyentes. Creer es vivir la agonía de la fe. Este es el principio de humildad. La fe no fundamenta a Dios, solo informa sobre su ser y su devenir. Proposicionar a Dios no es posible fuera del lenguaje parabólico sin paralizar su devenir. Por eso la ley, la doctrina y el conocimiento positivo son contrarios a Dios. Porque incumplen el principio de humildad. A efectos prácticos, cumplir el devenir es igual que entrar en el caos. Pero aunque haya que gobernar los sucesos, hay que hacerlo siempre desde el principio de humildad. El nuevo mundo se hace así, y no de otro modo. Por eso el ordenamiento social no es nunca trascendente... Ni siquiera el principio de pobreza eficiente es trascendente. La trascendencia se da solo en el Acto. El resto son sombras "platónicas"...

¿Quién es mi hermano en la fe? Mi hermano es el que sabe esto y lo aplica. Va peregrino por el mundo, como se ve

Ya

El compromiso es para ya, para ahora, para este Acto. No para la memoria de los Actos, la estela, el eco de los Actos. No para el tiempo, pasado ni futuro. Sin historia, sin memoria, sin planes ni objetivos, sin indicadores. En el completo vacío. No con la apariencia del lenguaje o del significado. El lenguaje viste el significado, que viste el Acto, que viste el espíritu.

El agujero negro

El espacio trascendente tiene su nudo en el Acto real (Acto del hombre con el hombre) (por ahí aparece Dios).

Mi Dios ciego

El hombre, a ciegas saca las bolas de la urna, sin saber cual es el estado de cosas (cuántas bolas hay en la urna). Cuando la idea pone los hechos, pone las bolas en la urna.

Sordo, ciego, mudo. (ii)

No hay ninguna conversión que facilite la salvación. La referencia primera de la conversión, lo es al Acto, no a la Idea, o a la Fe (un tipo de idea); o el hecho, o el lenguaje. Ref:
Ejemplo de eleatismo
sordo-ciego-mudo
logos-mudo
mudo P.S: Si el Hombre es un gusano, lo es SOLO por esto, que no es ningún tipo de condición moral.

El Espíritu Santo

No hay ninguna conversión que facilite la salvación. La referencia primera de la conversión, lo es al Acto, no a la Idea, o a la Fe (un tipo de idea); o al hecho, o el lenguaje. Ref:
Ejemplo de eleatismo
sordo-ciego-mudo
logos-mudo
mudo P.S: Si el Hombre es un gusano, lo es SOLO por esto, que no es ningún tipo de condición moral.
Powered by Redaxscript 2.1.0 o Design and realization by Jörg Steinhauer & Henry Ruhs