Una puntilla saca otra puntilla


La religión siempre ha sido una herramienta de selección natural para la derecha (una de las modalidades del aterrorizado conservador).

Los científicos han tenido siempre que contar con el devenir como variable impuesta (por Dios). Por eso los religiosos siempre los atacan. Y si el científico es conservador (colaboracionista), es a base de hacer sofística de los hallazgos para la causa conservadora (poner a Dios como parte del contrato del hombre con el hombre y seguir el ciclo de mejora: ontomotor), más que desarrollo de la ciencia devenida (quitar a Dios del contrato del hombre con el hombre y seguir el ciclo de mejora: ontomotor). Por eso el ser conservador no es igual que el ser devenido. El ontomotor da resultados diferentes. Uno con trascendencia, y otro sin ella ("paradójicamente" el que resulta de poseer la cláusula de Dios en el contrato del hombre con el hombre)

¿Por qué no posee trascendencia? Porque Dios sale del acto si se le pone en el contrato. Hacer lo contrario sería determinar la libertad del hombre, y esa es una de las variables necesarias del Misterio, o sea del movimiento del ontomotor (efecto puntilla: una puntilla saca otra puntilla: si Dios entra al contrato, sale del Acto)...

Para el científico conservador, el devenir siempre proporcionará un nuevo nicho de mercado a poseer. En realidad no le interesa lo más mínimo el conocimiento, sino sus consecuencias socio-políticas. Los científicos conservadores se parecen a la avanzadilla "mística" de la tropa religiosa de esta guerra: Los místicos "contemplan a "dios" mientras a su alrededor matan a los profetas.

Powered by Redaxscript 2.1.0 o Design and realization by Jörg Steinhauer & Henry Ruhs