El perdón pagano

Cordialmente, aceptablemente, solemnemente, honorablemente, se convive con estructuras vitales que son resultado de un pecado asumido, comprendido, más aún, defendido con celo como derecho y ley social, hasta de origen divino; defendido incluso por los que se llaman testigos.

Después de un breve parto doloroso de Dios hacia la conciencia, se aborta y cesa el dolor, se acalla la conciencia; los aliados en ese espíritu te consuelan, se vuelve a la tranquilidad y a la defensa augusta del pecado.

Sabemos que nuestra libertad debe ser superior a la de los pajarillos, pero seguimos aterrorizados por el sustento, olvidados de la fe y la confianza. Para ello siempre decimos:

  • Dios es totalmente conocido.
  • Los límites de la patria están totalmente establecidos.
  • La ética está cerrada por las líneas de sus fundamentos.
  • Defender la propiedad es defender la propiedad particular.
  • Estos son valores eternos emanados del Dios Verdadero.
  • Acabaremos con el impío que ose ofender estas sagradas leyes (que puede ser cualquiera)

Toda esta falsa estructura sigue en pié, arrastrando ese lastre hipócrita, como si semejantes principios fueran una parte inseparable y constitutiva de la realidad. Para ellos, la realidad solo puede ser anti_ética. Tanto, que al uso de la ética real se le puede llamar "meta-ética", porque casi es un inexistente... Y siempre por la misma causa: El acomodo, la cobardía, la miseria, la vanidad y el orgullo de rol (de ricos y pobres). Y esto es así porque en el mundo sigue habiendo niños que se mueren de hambre masivamente, gracias a estas realidades lastradas del pecado de la hipocresía militante. Todos a los que se acuse se declararán inocentes, o incluso se enfadarán tanto que podrían llegar a matar para resarcir semejante ofensa hacia sus excelentísimos planteamientos existenciales sobre la realidad absoluta (esta gente suele decir que cualquier realidad es absoluta... y cosas de esas).

 

Powered by Redaxscript 2.1.0 o Design and realization by Jörg Steinhauer & Henry Ruhs