La Encarnación de Dios

Distintas reglas de juego, distintos tableros, nuevas o mismas fichas; distintos juegos de ajedrez.
La forma de figuración mueve o crea los objetos del mundo, como se mueven las fichas del dominó antes de empezar, o cuando se crea un juego nuevo.

No ocurre que los objetos del modelo (Bild) coincidan con los objetos reales. Son lo mismo. Por eso, la forma de figuración del mundo, lo crea; y por eso está fuera del mundo, (y por eso la muerte es un cuento chino, a estos efectos... A Jesús de Nazaret solo le preocupaba que no le gustase la copa de vino...).

Sordos, ciegos y mudos, movemos las manos, abrimos la boca y los ojos.

Esta es la estructura lógica encarnada (la Encarnación de Dios).
Powered by Redaxscript 2.1.0 o Design and realization by Jörg Steinhauer & Henry Ruhs