Diccionario

ACTO: Es el agujero por el que el hombre entra al seno de Dios. Esta figura no tiene nada que ver con la muerte, salvo que se de un Acto en la muerte. Dios es un Dios de vivos, y los muertos entierran a sus muertos. Se presenta en la viñeta de Operaciones (acto segundo aristotélico), en el ciclo simple o en el expandido del ontomotorCARNE: Es el porcentajeantiproyectado de la cosmología individualESPÍRITU: Es el porcentajeDEVINIENTE de la cosmología individualDEVINIENTE: Hombre DEVINIENTE, o Jesús de Nazaret si el hombre estáantiproyectadoCURVA DEVINIENTE: Es la curva dibujada por los puntos del Acto de una cosmología individual en el espacio metafísico normal al plano del ser, llamado espacio de Dios u Otredad para los no creyentes. No se asimila con una nada o un espacio vacío porque Dios, el Misterio o la Otredad devienen hacia su propio seno, mientras que la nada no deviene. La nada es una figura sicológica. Solo atrae hacia sí en el plano del ser. La nada es pobreza irredenta. Es un subproducto de la riqueza, como toda la pobreza iredenta. La otredad o Dios contienen al ser.

TIEMPO: Rastro que deja el devenir sobre el plano del ser. Es una especie honda de la partícula Acto. Da cuerpo al plano del ser y lo establece como dado-construido. También se le puede llamar estela del ActoPOBREZA / RIQUEZA IRREDENTA: Pobreza o riqueza subproducto de la elección de la riqueza como figura lógica de la naturaleza de Dios. Es la figura metalógica (lenguaje de la materia=espíritu) del odio al Dios verdadero (con sus grados). Sus cosmologías se conjugan con tautologías beta; el resultado de sus cosmologías es un falso devenir, que es un devenir aplastado en el plano del ser. Se dice por ello que están antiproyectados porque ese devenir debería ser normal al plano del ser, que es por donde circula Dios POBREZA / RIQUEZA REDIMIDA: Pobreza o riqueza subproducto de la elección de la pobreza como figura lógica de la naturaleza de Dios. Es la figura metalógica del Dios verdadero. La riqueza redimida no debería ser otra cosa que una suma de pobrezas redimidas. Sus cosmologías se conjugan con tautologías alfaCOSMOLOGÍA: Cualquier figura lógica que sea capaz de representar totalmente la vida de una persona. Se puede representar en forma de cuatro viñetas conectadas con dos exteriores que representan la naturaleza, la comunidad o la multiplicidad en general. Cada una de las viñetas representa una labor troncal: labores directivas-logísticas-operativas-evaluativas Dirección-Recursos-Operaciones-Mediciones DROM) de la conciencia y la autoconciencia. Cada viñeta es un cubo donde puede entrar a su vez de nuevo otra cosmología completa referente a esa viñeta en particular Esto sería expandir la cosmología o el ciclo DROM. La cosmología gira en el sentido del tiempo y su resultado principal es la profecía. El movimiento del ciclo modifica el ser individual, por eso se le llama ontomotorPROFECÍA: Conclusiones directivas de una vuelta del ciclo del ontomotor de acuerdo a los resultados obtenidos con los datos de la topología del ciclo anterior. Hay dos tipos: la verdadera, que se corresponde con la pobreza redimida, y la irredenta, que se corresponde con la pobreza irredentaTAUTOLOGÍA ALFA: Lenguaje DEVINIENTE. Sentido de una proposición que la hace congruente con la pobreza redimida: congruencia entre la figura lógica del lenguaje y la figura lógica de DiosTAUTOLOGÍA BETA: Lenguaje no DEVINIENTE o antiproyectado. Sentido de una proposición que la hace congruente con la pobreza o la riqueza irredenta LENGUAJE: Forma operativa de la materia=espíritu. Sinónimo de hacer, que es otra forma operativa de la materia=espírituSER: Resíduo del Acto. Singularidad metafísica del devenir. Es parecido al efecto de la singularidad de Prandtl-Glauert que ocasiona la nube de condensación al romperse la barrera del sonido. Se muestra como dado-construido. Es visibleSUPERSER: Lo dado y devenido. Es el ser resultante del Acto. Es invisible...

ONTOMOTOR: Representación gráfica del movimiento de la cosmología individual. Onto es obligado para la vida visible y natural (dada) y posible para la Misteriosa, también llamada eterna. Motor es su movimiento interno. Que sea posible no significa que no sea absoluta en sí en el hombre, sino que se presenta en el acto segundo aristotélico como un devenir perpendicular al mundo visible, congruente con los resultados del ontomotor (parábola aquella de que Dios confunde a los necios).


Una visión del mundo es un entorno para contratar. Se contrata con el hombre para el acto segundo aristotélico (acto-operación-dasein-proposición). Pensar en el sentido del mundo es comparar el mundo con los términos del contrato. A eso se le llama orar (así se lo llama, por ejemplo, Wittgnstein). Si el mundo tiene sentido, el hombre deviene en Dios en el acto segundo. El mundo tiene un acto segundo apropiado a Dios. A este acto segundo apropiado a Dios lo llamamos Acto. Este es el agujero por el que el universo pasa a Dios. El paso se hace desde la autoconciencia del hombre. El acto segundo se da en la autoconciencia, como parte oculta de la operación (materia oculta). El Acto de Dios responde a imperativos proféticos, que son independientes de la excelencia de una cosmología en particular. Los actos segundos son establecidos única y exclusivamente entre hombres. No hay nada llamado Dios que forme parte de esta operación. Dios deviene como devenir hombre del hombre. Este es el principio de transformación (natural y sobrenatural). El hombre, estableciendo fundamentalmente dos tipos de modelos de contratos, divide el mundo en dos, cosa que tiene un correlato en el acto natural o político. Los dos tipos de contratación son: el que incluye y no incluye a Dios en las cláusulas del contrato. El que incluye a Dios en las cláusulas del contrato con el hombre se dice que "antiproyecta". Dios interviene en el proceso figurativo por el que establecemos visiones del mundo, pero solo lo hace como referencia para establecer categorías y hacer proposiciones. Esto lo hace un ateo y un creyente de la misma manera. La fe no es trascendente si no produce resultados de devenimiento. El devenimiento, casi siempre tiene la forma de pérdida y no de beneficio (algo que se deja, y no algo que sobreabunda. Como quien estrangulase una manguera de agua). Dios y el hombre son una y la misma cosa. Si no fuese así, un pajarillo valdría más que el hombre. Por paradójico que parezca, los que antiproyectan no quieren ser Dios, por las *supuestas* pérdidas que acarrea. Estas verdades afectan a la individualidad de manera casual, y a la colectividad bajo la forma de "unión meteorológica" de individualidades casuales (la multiplicidad se comporta como una tormenta. Que responda o no a un algoritmo (mem) es lo de menos.

Si el hombre tiene conciencia de estas dos modalidades de contratación, y es incapaz de conversión o transformación porque se lo impida la enfermedad de la antiproyección, debe pactar.

Una variable ética puede ser un valor matemático. Pero de todas las variables, la primera que hay que pactar es la de los mínimos necesarios para la contratación "DEVINIENTE" entre hombres. Los mínimos son aquellos desde los que el devenimiento del hombre (que los antiproyectados llaman "hombre nuevo") es efectivo (es un punto de no retorno de Dios para el acto segundo). Por debajo de los mínimos, podemos acordar la figura de Jesús de Nazaret. Pero nunca como excusa para no devenir (por ejemplo usando a Jesús de Nazaret para contratar... El hombre que se ha convertido en Dios, no se puede volver a usar para contratar). Que la realidad esté llena de antiproyección no quiere decir que no haya por ahí un "resto de Israel" (hombres que están deviniendo en Dios). Hablando mal y pronto: es una vergüenza que te tenga que salvar Jesús de Nazaret.

Meter a Dios como parte interesada es una corrupción del contrato ya que Dios no es alguien con el que se puedan establecer actos. Es un inefable. Dios se alegra por la conversión de un injusto pero no entra a las cláusulas del contrato del hombre con el hombre. Dios habla al hombre con palabras de hombre y al modo humano... Insistimos en la idea de Dios como oportunidad y devenir del acto del hombre con el hombre.

Un diagrama de este estilo puede usarse con fines muy dispares, dependiendo del modelo de contrato. Estos modelos de contrato en realidad no dependen de las definiciones de Dios o del mundo, aunque en la realidad se establecen así*... Por eso todos estamos sometidos a la misericordia. Un contrato en condiciones debe ser un inefable. De otro modo no habría recursos que funcionasen para el acto desde el inefable Dios (la sabiduría, la habilidad y los reflejos con la otredad o Dios...) ni el acto devendría a Dios, ni en el % de cumplimiento del contrato habría indicado ninguna cantidad de cambio o metanoia , ni mi visión del mundo o mi visión de Dios avanzarían en el salto al infinito... Vuelta y vuelta, cada vez más fuerte, para saltar el espacio infinito que me separa de Dios.

*La conjugación del principio de verdad en el lenguaje está por hacer (más bien es imposible por la misma estructura lógica de la proposición). Del otro lado, la endoconjugación del lenguaje para crear una imagen de Dios adecuada al interés es lo que siempre se hace...

La ciencia es lenguaje. Tener fe dogmática en la ciencia es tener fe dogmática en el lenguaje. Un lenguaje es una explicación del mundo y del hombre. Tener fe en una explicación del mundo es contrario a la verdad revelada. La verdad se da en el acto, y el acto no es un lenguaje, es el punto de encuentro con la verdad. ¿Cómo puede el científico sentirse competente para los hechos ?. No puede hacer tampoco esto.

Powered by Redaxscript 2.1.0 o Design and realization by Jörg Steinhauer & Henry Ruhs