El hombre tranquilo

Devenir puede ser fundamentalmente el descubrimiento de hechos existentes (nada más que esto valdría para demostrar la inexistencia del tiempo, y la existencia del Acto y el Devenir; del ser como entrada del superser "a la velocidad de la luz" (si un ciego guía a otro...) en la autoconciencia del Hombre, como nube de Prandtl-Glauert. El Hombre como Dios que despierta a sí mismo... El Hombre como droga de Dios (no al revés).

Esta es la cárcel para todos, devinientes y antiproyectados: la mudez, la ceguera y la sordera.

La conciencia nunca sale de la estructura lógica.

No es que Dios escriba derecho con renglones torcidos (el entendimiento ufano), sino que está mal escrito (la humildad de la estructura lógica).

PD:

Con razón me puedes decir que llamo humilde a lo que llamo "anárquico y bestial" aquí.

Así, a lo rápido, diría que lo bestial lo pone el entendimiento; cierta clase de entendimiento... Dos clases de entendimiento, dos mundos.

Pues sí, hay dos mundos con los mismos hechos, como hay dos panes con la misma masa. A mí me da por pensar que la realidad misma son súper-hechos.

En realidad si digo que Dios y hombre son la misma cosa, tengo que decir que es lo mismo ser y súper-ser, entendimiento y estructura lógica...

¿Qué queda de todo esto? ¿Hay alguien ahí?

No puede uno hablar.

No puede uno hablar consigo mismo.

Ahí hay un Dios tranquilo... Un hombre tranquilo...

No puedo determinar el Devenir, ni el súper-ser... ni el Acto. La cosa no avanza. No puedo traspasar los límites, salvo que el hombre y el Dios tranquilo, el agujero trascendental, se reduzcan a la calidad, el orden y el número de las proposiciones, verbales y no verbales.

....

Powered by Redaxscript 2.1.0 o Design and realization by Jörg Steinhauer & Henry Ruhs