La cara de Dios

Dios no ha venido tanto a salvar al hombre, como a condenar a los hipócritas.
Más o menos es lo mismo que esto:

*Dios no ha venido a salvar al hombre, sino a visitar a los profetas*.
Powered by Redaxscript 2.1.0 o Design and realization by Jörg Steinhauer & Henry Ruhs